Exigen a países cuotas de refugiados como pide la Eurocámara

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, exigió hoy a los gobiernos de la UE que asuman cuotas obligatorias de refugiados así como que aumenten significativamente sus ayudas al desarrollo a los países de origen de la inmigración.

Ese compromiso de cuotas por países de demandantes de asilo será reclamado este mediodía mediante resolución por parte de la Eurocámara, después de que hayan llegado a ese compromiso tanto los populares como los socialdemócratas europeos.

“La respuesta del Consejo europeo fue inmediata pero no suficiente. Fue inferior al nivel de ambición que los líderes europeos deberían haber demostrado”, señalóJuncker en un debate sobre la inmigración en la Eurocámara en el que también dio cuentas de la última cumbre el presidente del Consejo, Donald Tusk.

Juncker señaló que en la cita a Veintiocho de la semana pasada en Bruselas “hubiera sido necesario mostrar la voluntad colectiva para intentar solucionar un reparto geográfico solidario” de los refugiados.

“Hay que mostrar solidaridad. Ya está bien de grandes declaraciones, hay que mostrar solidaridad”, añadió el líder del Ejecutivo, en referencia a que son los países del sur los que tienen que hacer frente en mayor medida a día de hoy a aquellos que llegan a sus costas.

Más allá de las cuotas, Juncker pidió que los Veintiocho aumenten sus ayudas al desarrollo, como estrategia a medio y largo plazo para que las mafias no se aprovechen de los que arriesgan su vida en el mar para intentar alcanzar el continente.

Por otro lado, el líder del Ejecutivo señaló que deben establecerse fórmulas de inmigración legal.

“Si no les abrimos la puerta entrarán por la ventana”, señaló Juncker, una frase que recibió las críticas del líder del propio grupo del Partido Popular Europeo (PPE), Manfred Weber, que le recordó que “uno de cada cinco jóvenes europeos no tiene trabajo”.

En la cumbre dedicada a la inmigración y tras las tragedias de los últimos días en el Mediterráneo, los líderes de la UE aprobaran triplicar el presupuesto de las operaciones de salvamento marítimo Tritón y Poseidón.

Juncker en su exposición ante el PE se mostró crítico con el hecho que la UE dejará de financiar la operación Mare Nostrum dejando todo el peso de la misma a la marina italiana.

En 2014 fallecieron más de 3.000 personas en el mar Mediterráneo que querían alcanzar Europa y en lo que va de año 2015 ya van más de 1.600 personas, según los datos de la Eurocámara. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario