Macri sale reforzado y el kirchnerismo tropieza

El líder de la conservadora Propuesta Republicana (Pro), Mauricio Macri, uno de los favoritos en la carrera por la Presidencia argentina, salió hoy reforzado con el triunfo de su candidato en las primarias de la ciudad de Buenos Aires, donde el kirchnerismo se anotó una contundente derrota.

Macri sale reforzado y el kirchnerismo tropieza

Con el 42 por ciento de los votos escrutados, el partido de Macri se anotó un 47,70 por ciento de papeletas y su candidato, Horacio Rodríguez Larreta, su jefe de Gabinete, se impuso por casi diez puntos a su principal rival y compañera de partido, la senadora Gabriela Michetti, en las primarias internas del partido.

Con estos resultados, Macri se anota una doble victoria, no solo por el triunfo del Pro tras ocho años de gobierno en la capital argentina, sino por la victoria de Rodríguez Larreta, una apuesta personal de Macri, frente a Michetti.

El alcalde de Buenos Aires, uno de los favoritos en las encuestas para ocupar el sillón presidencial, celebró la victoria entre gritos de “se siente, se siente, Mauricio presidente” de cientos de militantes del Pro reunidos en el búnker electoral.

“Esta transformación no puede parar, recién empieza y no solo en la ciudad, hay que llevarla a todo el país, empieza otra forma de hacer política”, dijo Macri.

“Quiero felicitar a todos”, agregó el líder del Pro, que evitó hablar de ganadores y perdedores en el seno del partido y subrayó que los dos aspirantes confrontados en la interna “supieron llevar su mensaje de futuro con alegría”.

También hablaron de unidad tanto Larreta como Michetti, que felicitó a su contrincante y manifestó su intención de trabajar por la victoria de Macri en las presidenciales del próximo octubre.

La gran sorpresa de la noche vino de la mano del exministro de Economía Martín Lousteau, que se alzó como candidato a la Alcaldía de la alianza de centroizquierda Energía Ciudadana Organizada (ECO) con un 22,39 % de los votos.

Lousteau le arrebató el segundo lugar al kirchnerista Mariano Recalde, presidente de la estatal Aerolíneas Argentinas, que se anotó un 18,48 por ciento de votos, unos ocho puntos por debajo del registro que el Frente para la Victoria consiguió hace cuatro años en las elecciones a la ciudad de Buenos Aires.

El otro gran derrotado fue el exsecretario de Finanzas Guillermo Nielsen, del Frente Renovador que encabeza Sergio Massa -tercero en las encuestas de favoritos a la Presidencia, tras el gobernador de Buenos Aires, el oficialista Daniel Scioli, y Macri– que no logró el 1,5 por ciento de los votos necesario para mantenerse en la carrera electoral.

Unos 2,5 millones de porteños estaban convocados a las urnas para elegir a los candidatos que competirán en las elecciones municipales del próximo 5 de julio para elegir al nuevo jefe de Gobierno porteño.

La anécdota de la jornada, el retraso en la difusión de los resultados oficiales por la caída de la página abierta por el gobierno de Buenos Aires para seguir el escrutinio.

Este domingo fue también jornada electoral en la sureña provincia de Neuquén, donde se eligieron cargos locales y un nuevo Gobierno regional, sin realizar primarias previas.

Con el 12 por ciento de votos escrutados, Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que gobierna la provincia desde hace 50 años, revalidó la victoria del partido con un 41,7 por ciento, seguido de Horacio Quiroga, de la alianza Nuevo Compromiso Neuquino-Pro-Unión Cívica Radical, con un 33,9 %, y en tercer lugar el kirchnerista Ramón Rioseco, con un 13 % de los votos.

Neuquén, donde la jornada estuvo marcada por la presencia de ceniza del volcán chileno Calbuco en algunas zonas, cuenta con un padrón electoral de algo menos de medio millón de argentinos.

Las primarias de 2015, un test que mide el clima político del país, dieron un primer triunfo al kirchnerista Frente para la Victoria en Salta (noroeste), que no corrió la misma suerte en Santa Fe (centro) y Mendoza (oeste) una semana después, con derrotas en dos de los principales distritos electorales del país.

No obstante, el escándalo desatado por la aparición de 250.000 votos sin contabilizar en Santa Fe -gobernado por los socialistas-, hace imposible, hasta ahora, determinar los resultados definitivos en esta importante provincia Argentina. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario