La presidenta surcoreana acepta la dimisión del primer ministro

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, aceptó hoy la dimisión del primer ministro del país, Lee Wan-koo, que ofreció su renuncia la semana pasada acosado por las sospechas de haber aceptado un soborno.

La presidenta surcoreana acepta la dimisión del primer ministro

La presidenta “ha aceptado formalmente la dimisión“, informó un portavoz del partido gobernante Saenuri a la agencia surcoreana Yonhap horas después de que Park aterrizara en Seúl procedente de Brasil, última escala de una gira por Latinoamérica de 12 días de duración.

El número dos del Gobierno, designado directamente por la presidenta, puso su cargo a disposición de ésta el pasado martes al verse salpicado por un oscuro caso que comenzó a destaparse el 9 de abril con el suicidio de un empresario de la construcción llamado Sung Wang-hong.

Tras ahorcarse en una montaña al norte de Seúl, el empresario dejó una lista con los nombres de ocho políticos surcoreanos, uno de ellos el del primerministro, junto a cantidades que supuestamente les abonó a cambio de favores y concesiones ilícitas.

Sung aseguró en la nota haber pagado al primer ministro Lee en 2013 un total de 30 millones de wones (25.700 euros, 27.900 dólares) para ayudarle en la campaña que le permitió entonces ganar su escaño como diputado.

Lee Wan-koo negó todas las acusaciones y aseguró no haber recibido dinero del empresario, pero se vio forzado a presentar su dimisión ante las fuertes críticas de la oposición y gran parte de la opinión pública.

Tras la dimisión de Lee ocupará la vacante provisionalmente el viceprimer ministro surcoreano, Choi Kyoung-hwan, mientras la jefa de Estado busca un nuevo candidato.

El hasta hoy primer ministro asumió su cargo el pasado 16 de febrero en sustitución de Chung Hong-won, que el año pasado también había dimitido por el caso del hundimiento del buque Sewol pero fue restituido al no considerarse aptos los dos candidatos presentados.

Paradójicamente Lee Wan-koo declaró el mes pasado la “guerra total a la corrupción” en uno de sus discursos en el que anunció nuevas medidas para acabar con este tipo de prácticas ilícitas.

Desde que la presidenta Park asumió la presidencia del país en febrero de 2013 se han denunciado en varias ocasiones presuntas prácticas corruptas entre sus aliados de confianza, lo que ha llegado a provocar dimisiones.

En este caso, el escándalo desatado tras divulgarse el contenido de la nota del empresario ha adquirido una gran relevancia y amenaza con dañar gravemente la imagen de la jefa de Estado y su Gobierno. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario