Avanzada remodelación de autódromo mexicano para regreso de F1

El ruido de las máquinas, grúas, camiones de carga se mezclan durante los trabajos de remodelación del legendario autódromo Hermanos Rodríguez, en el oriente de la capital mexicana, que cuenta los días para el Gran Premio de México de Fórmula Uno.

Avanzada remodelación de autódromo mexicano para regreso de F1

Unos 500 trabajadores mexicanos cumplen largas jornadas para concretar la transformación en la pista que fue construida en 1959 y sufre su remodelación más importante, ya que deberá estar lista para la decimoséptima cita de 2015, del 30 de octubre al 1 de noviembre.

“Estamos atacando la obra en varios frentes, la obra más importante, el edificio de garajes (“pits-building”), son 27.000 metros cuadrados; ya se puede ver un buen avance (…), vamos en tiempo y vamos muy bien”, contó a Efe Christian Epp, de la empresa del alemán Hermann Tilke, encargada de remodelar el autódromo.

La zona de garajes, que incluye los 33 talleres para los bólidos, la torre de control y dos plantas del “paddock” serán totalmente reconstruidos.

La recta principal, la zona del estadio y las “eses” de la pista ya fueron removidas y el centro de medios está en pleno levantamiento; después seguirá el asfaltado del circuito y la construcción de la clínica.

Epp explicó que la próxima semana comenzarán los primeros trabajos para colocar el pavimento. Para ello, desde marzo pasado fue instalada en la zona una planta de asfalto ecológica.

“Hicimos tres pruebas en campo y cada vez fuimos mejorando y la última nos está gustando mucho y ya estaremos liberando (asfalto) para la obra la semana que viene”, apuntó.

La planta tiene una capacidad de producción de 250 toneladas de mezcla asfáltica por hora, unos 140 metros cúbicos, con la que deberán cubrir 80.000 metros cuadrados de pista, es decir, los 4,3 kilómetros de longitud del nuevo trazado, 47,000 metros de zonas de escape en curvas y los 23.000 de asfalto en la zona del “paddock”.

“Vamos muy bien, en tiempo, y ya se pueden apreciar los avances algunas obras (…), el ‘pits-building’ estará listo a mitad o finales de julio, casi para entregarlo”, señaló el encargado.

“En la pista ocuparemos más tiempo” con algunos detalles relacionados con la malla y las protecciones; “quizás ocuparemos más tiempo, pero es normal mientras se cumplan los tiempos de entrega, está todo bien”, insistió.

El ingeniero de la empresa alemana Tilke recordó que el 1 de agosto “es una fecha importante porque son los 90 días antes del Gran Premio” y la Federación Internacional del Automóvil (FIA) hará una visita al autódromo para conocer los avances.

“Queremos tener concluidos los trabajos al 95%, pero eso no significa que no seguiremos trabajando en algunos detalles. Lo importante es demostrar que vamos a estar en condiciones de tener un Gran Premio”, añadió.

Uno de los grandes retos que ha enfrentado Epp y el equipo de construcción, que a diario tienen que resolver imprevistos, fue el hundimiento del suelo, una característica de la Ciudad de México, debido a que está sobre un lago y, en especial, en la zona del autódromo.

“En esta pista el suelo está saturado y ponerle más peso es imposible porque provocaremos que haya hundimientos”, comentó Epp, quien decidió reconstruir el circuito para quitarle peso y darle una durabilidad de varios años con el nuevo sistema.

Sobre el hundimiento, el responsable de la obra dijo que los especialistas mexicanos “saben cómo dominarlo” y, al igual que gran parte de los trabajos de ingeniería, los ingenieros locales apoyan con soluciones probadas.

Epp explicó que Tilke, la empresa alemana que ha remodelado la mayoría de los autódromos que forman parte de la Fórmula Uno, está involucrada en todas las fases del diseño, pero la responsabilidad en la construcción de la obra está en manos de cuatro compañías mexicanas.

“Todas las personas que trabajan en la obra son de empresas mexicanas, pero tienen que trabajar bajo los estándares que nosotros definimos”, contó el responsable de la magna obra, quien consideró una “gran satisfacción” trabajar en México con “un gran equipo de trabajo, en un buen clima” como el que impera en la capital.

Ningún Comentario

Deja un comentario