Charles Aznavour asegura que no odia a los turcos

El cantante francés de origen armenio aseguró que no odia a los turcos pese a que se niegan a reconocer el genocidio armenio cometido por el Imperio Otomano hace un siglo.

Charles Aznavour asegura que no odia a los turcos

“Mi madre no odiaba a los turcos. Siempre decía que entre los turcos también había buena gente”, dijo a la prensa Aznavour, quien participará estos días en los actos con ocasión del centenario de ese crimen contra la humanidad.

Aznavour, quien nació hace 90 años en París en el seno de una familia armenia con el apellido Aznavourian, recuerda que su madre perdió a toda su familia en las matanzas perpetradas por las autoridades otomanas.

Tanto las autoridades como las víctimas de la represión recuerdan que hubo muchos turcos y también kurdos y árabes que socorrieron a sus vecinos armenios perseguidos, al ocultarlos en sus casas y establos.

Considera que Turquía, heredero del Imperio Otomano, debería aceptar su responsabilidad histórica, aunque entiende que no es fácil, ya que “la palabra más importante para ellos es honor”.

“Hay que destacar que en Turquía hay gente que reconoce este hecho”, apuntó.

Con todo, recuerda también que muchos turcos se enriquecieron con las deportaciones de los armenios, ya que se quedaron con sus propiedades.

“Eso es pasado, ahora estamos en el siglo XXI y hay que mirar a las cosas desde otro punto de vista. Nuestras dos naciones tenemos muchas cosas en común y es hora de que reconozcamos todo lo que pasó entre nosotros, superar ese obstáculo y avanzar hacia adelante”, comentó.

Aznavour elogió el coraje demostrado por el papa Francisco a la hora de catalogar esas matanzas como “el primer genocidio del siglo XX”, lo que le valió las críticas de las autoridades turcas, que tacharon esas declaraciones de “estupideces”.

En el pasado el intérprete ha acusado al Gobierno turco de mentir sobre lo que ocurrió hace un siglo y aprovechar su negación del genocidio para mantener cerrada la frontera con Armenia, bloqueo que ha convertido a este país en el más pobre de la región.

A sus 90 años, el cantante francés es una de las personas más admiradas por los armenios de todo el mundo, cuya diáspora incluye a figuras como el ajedrecista Garry Kaspárov; y las cantantes Cher y Gwen Stefani. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario