Talibanes afganos anuncian “campaña de primavera” contra extranjeros

Los talibanes afganos anunciaron hoy una ofensiva contra objetivos extranjeros como tropas e instalaciones diplomáticas, además de contra el Ejército afgano, como parte de su “campaña de primavera”, estación en que tradicionalmente aumentan sus operaciones militares.

“El Emirato Islámico (como se denominan los talibanes a sí mismos) lanzará las operaciones de primavera planeadas por la Comisión Militar con el nombre de ‘Azm’ este viernes 24 de abril a las 05.00 hora local (12.30 GMT)” anunció el portavoz insurgente Zabihula Muyahid en un comunicado.

En la primavera se recrudecen tradicionalmente los combates en Afganistán y todos los años los insurgentes anuncian el inicio de una ofensiva por estas fechas.

Los talibanes han denominado este año a su campaña “Azm”, vocablo pastún que en inglés se traduciría como “Resolution” (Resolución), un nombre que recuerda al de la misión Resolute Support (Apoyo Decidido) iniciada este año por la OTAN en Afganistán.

La OTAN cuenta desde enero con alrededor de 4.000 soldados centrados en tareas de asistencia y capacitación de los cuerpos de seguridad afganos tras poner punto final en 2014 a su misión de combate.

Estados Unidos mantiene por su parte su misión “antiterrorista” de combate en Afganistán con cerca de 11.000 soldados.

Muyahid indicó en el comunicado que, a pesar de que las fuerzas extranjeras han anunciado el fin de las operaciones militares en suelo afgano, continúan “controlando tierra y espacio” e “interfieren” en los asuntos afganos, además de cometer ataques con aviones no tripulados y redadas nocturnas.

Por ello, el Emirato Islámico está “determinado” a prolongar su lucha contra los “invasores extranjeros” y sus “títeres”, en referencia al Gobierno afgano, según el portavoz insurgente.

Los talibanes subrayaron que sus principales objetivos serán “las fuerzas de ocupación” extranjeras, sus bases permanentes y centros diplomáticos, además del Ejército afgano y sus instalaciones.

En el comunicado, el portavoz pidió a sus tropas que eviten las bajas civiles.

“Aquellos muyahidines que se muestren negligentes y poco cuidadosos a la hora de preservar las vidas y propiedades de los civiles serán penalizados de acuerdo a las regulaciones y normas de la sharía (ley islámica) y la yihad (guerra santa)”, indicó.

Las víctimas civiles en enfrentamientos entre Fuerzas de Seguridad e insurgentes aumentaron un 8 % en el primer trimestre del año en Afganistán respecto al mismo periodo del año anterior, informó recientemente la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en el país asiático (UNAMA).

Afganistán registró un récord de víctimas civiles en 2014, con 3.699 muertos y 6.849 heridos, lo que supuso un incremento con respecto a 2013 del 25 % y del 21 %, respectivamente, cifras sin parangón desde que la ONU empezó a contabilizar en 2009 el impacto del conflicto en la población civil. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario