Grecia reconoce que le faltan 400 millones de euros

El viceministro griego de Finanzas, Dimitris Mardas, reconoció hoy que el Estado tiene un problema de caja y le faltan esa cantidad de dinero para satisfacer sus necesidades en este mes de abril.

En declaraciones a la cadena privada de televisión “Mega”, Mardas añadió que Grecia está “al límite” desde febrero, pero se mostró optimista de que el agujero, por no ser muy grande, pueda cubrirse en los próximos días.

Esta falta de liquidez ha sido el motivo que llevó al Gobierno a publicar el lunes un decreto que obliga a los organismos públicos a transferir sus reservas en efectivo al Banco de Grecia para prestárselas al Estado.

Esta operación de préstamo ha levantado un aluvión de críticas entre los municipios, que aprobaron ayer una resolución en la que se niegan a desembolsar fondo alguno por lo menos hasta que haya una decisión formal en una asamblea formal.

Los alcaldes exigieron además mantener una reunión personal con el primer ministro, Alexis Tsipras.

Durante la reunión, Mardas intentó tranquilizar a los alcaldes diciendo que los préstamos a corto plazo les reportarán unos intereses del 2,5 % y a la vez permitirán al Estado cubrir sus necesidades.

En declaraciones a la cadena de televisión Antena, el portavoz del Gobierno, Gavriil Sakelaridis, recalcó hoy que “si no hubiéramos aprobado el decreto, nos faltaría dinero”.

Sakelaridis añadió que los alcaldes y los presidentes de regiones “deben darse cuenta de la situación”.

El controvertido decreto convierte en obligatorio una praxis que se llevaba aplicando desde hace algunos meses de forma voluntaria y que ha servido para que el Estado pueda satisfacer sus necesidades más inmediatas.

Concretamente se trata de las denominadas operaciones de recompra (repos), que permiten al Estado pedir prestado fondos a organismos públicos por un periodo máximo de 15 días.

Las empresas estatales transfieren los fondos al Banco de Grecia y posteriormente el Estado se los devuelve al interés vigente de la entidad griega, actualmente un 2,5 %, frente al 1 % de la banca comercial.

Del decreto quedan explícitamente excluidos los fondos de pensiones y las empresas estatales que necesiten sus reservas en efectivo para pagos inmediatos.

Entre las entidades que han prestado ya dinero figura el Metro de Atenas, con 150 millones de euros, la prefectura de Ática que transfirió 110 millones o la Agencia de Empleo, que prestó al Estado 80 millones.

Otra de las posibilidades en la que confía Mardas para acceder a liquidez adicional inmediata proviene de la nueva ley que facilita la devolución de las deudas a Hacienda en cien plazos y que en los primeros tres días de vigencia ha aportado a las arcas 19 millones de euros procedentes de 50.000 deudores que se han acogido a la medida hasta ahora.

Actualmente Grecia solo accede a fondos a través del mecanismo urgente de liquidez del Banco Central Europeo (BCE).

En mayo, el país debe devolver dos tramos del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) por un valor de casi 1.000 millones de euros, además de hacer frente al pago de salarios y pensiones que mensualmente asciende a algo más de 1.000 millones de euros.

Mientras tanto, parece prácticamente excluido que Grecia alcance hasta finales de mes un acuerdo con las instituciones que formaban la troika (Comisión Europea, BCE, FMI) que permita el desembolso de los 7.200 millones de euros del último tramo del rescate. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario