Estiman que 850 personas viajaban en pesquero naufragado

La Fiscalía de Catania (sur de Italia) señaló hoy que 850 personas viajaban a bordo de la nave naufragada el pasado domingo y estimó que el número de víctimas mortales asciende a “algunos cientos” de personas.

En un comunicado, la Fiscalía señala que esta estimación se basa en las informaciones proporcionadas por algunos supervivientes a bordo de la nave “Bruno Gregoretti”, con la que ayer llegaron al puerto catanés, y en un informe del mercante portugués que prestó auxilio a la patera en el momento de su hundimiento.

Además, señala que “el exiguo número de supervivientes -28 en total- podría depender también del hecho de que muchos inmigrantes, entre ellos mujeres y niños, se encontraban encerrados en las bodegas de la nave”.

Sin embargo, los fiscales señalan que por el momento “no es posible saber con precisión” el número de víctimas mortales.

Las investigaciones proseguirán y no se “excluye la inspección y la eventual recuperación de la nave hundida”, una opción que será valorada posteriormente.

En relación con la dinámica del naufragio, los magistrados italianos estudian dos hipótesis.

Por un lado atribuyen el desastre a las maniobras equivocadas del comandante del pesquero, que supusieron la colisión de este con la nave portuguesa “King Jacob”, que prestó auxilio en el lugar del desastre.

Por otro lado, los fiscales consideran que el exceso de viajeros a bordo pudo provocar el vuelco de la nave y su posterior hundimiento.

Asimismo, los fiscales señalan que “por el momento no se puede asignar ninguna responsabilidad penal al personal del mercante que ofreció socorro y que no ha contribuido en modo alguno al fatal evento”.

El suceso se produjo durante la madrugada del domingo, cuando los guardacostas italianos, tras recibir una petición de auxilio, solicitaron a un mercante luso que navegaba por la zona que acudiera a socorrer a la embarcación en apuros.

A pesar de la presencia del buque no se evitó el desastre y la nave se hundió al parecer cargada de inmigrantes.

Los guardacostas italianos informaron de que, por el momento, el número de cadáveres recuperados se sitúa en 24 mientras que los supervivientes son 28 hombres.

Ayer llegaron al puerto de Catania a bordo de una nave de la Marina y entre ellos se encontraban dos presuntos miembros de una red de tráfico de personas: el comandante, Mohammed Alí Malek, un tunecino de 27 años, y su asistente, el sirio de 25 años Mahmud Bikhit. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario