Vázquez descarta puerto de aguas profundas cerca de Brasil “por el momento”

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, descartó “por el momento” la construcción de un puerto de aguas profundas cercano a la frontera con Brasil porque a su juicio está vinculado al proyecto de “explotación de hierro”, llamado Aratirí, cuyo “tema está detenido”.

Vázquez descarta puerto de aguas profundas cerca de Brasil “por el momento”

“Una cosa es un megapuerto de aguas profundas con una industria de hierro, con extracción de hierro, eso requiere grandes movimientos y un puerto importante y otra es el país sin esa explotación”, consideró el mandatario en referencia al proyecto Aratirí, que en los últimos tiempos ha previsto instalar una mina a cielo abierto en el corazón del país.

“Por el momento, el tema Aratirí está detenido y yo no tengo ninguna referencia de reactivación del mismo por el momento”, añadió Vázquez durante una rueda de prensa en Melo, capital del departamento de Cerro Largo, en el noreste del país.

El puerto de aguas profundas fue considerado indispensable por la gestión del expresidente José Mujica (2010-2015), quien llegó a decir ante el Parlamento del Mercado Común del Sur (Mercosur) a mediados de 2014 que era “esencial para el funcionamiento de la región latinoamericana”.

Asimismo, Vázquez anunció que “el puerto de aguas profundas en este preciso momento cede paso al fortalecimiento de un plan nacional de puertos para fortalecer al puerto de Montevideo, y también a los (otros) puertos del litoral”.

Las declaraciones del presidente coinciden con la evaluación de detractores de la propuesta.

“Esto confirma que el puerto era dependiente de Aratirí y que sin Aratirí no se puede hacer”, dijo hoy a Efe Raúl Viñas, integrante del Movimiento Uruguay Libre de Megaminería.

“Cuando una minería se quiere instalar tiene que pensar en acortar sus costos, por lo que intenta asociar el Gobierno en la construcción de un puerto, como está pasando en otros dos casos en Brasil”, explicó.

A su juicio, hay que “plebiscitar el tema de la minería para que si en algún momento se hiciera rentable, no se llegara a destruir el territorio a cambio de una mala renta económica”.

La asociación viene luchando desde hace años en contra de la instalación de Aratirí, una gigantesca mina de hierro a cielo abierto en manos de la multinacional india Zamin Ferrous.

La empresa pretende invertir más de 1.000 millones de dólares en un complejo de 6.210 hectáreas, además de la construcción de un mineroducto de 212 kilómetros y una terminal portuaria en el océano Atlántico.

El pasado febrero, antes que entregara la banda presidencial a Vázquez el 1 de marzo, Mujica defendió la prórroga de un año de la firma del proyecto minero Aratirí para defender mejor la posición del país/EFE.

Ningún Comentario

Deja un comentario