Sinn Fein: sería un desastre para Irlanda del Norte que Reino Unido abandonara la UE

El antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), afirmó hoy que una eventual salida del Reino Unido de la Unión Europea tendría “consecuencias desastrosas” para la economía de Irlanda del Norte.

Sinn Fein: sería un desastre para Irlanda del Norte que Reino Unido abandonara la UE

Así lo afirmaron su presidente y su “número dos”, Gerry Adams y Martin McGuinness, respectivamente, durante la presentación hoy en la localidad norirlandesa de Dungannon (suroeste) del programa electoral de la formación nacionalista para las elecciones generales británicas del 7 de mayo.

“Está claro que el Partido Conservador está decidido a celebrar un referéndum”, recordó McGuinness en referencia a la promesa efectuada por el primer ministro, David Cameron, de convocar en 2017 una consulta sobre la permanencia o salida del Reino Unido de la UE, siempre que gane los comicios el mes próximo.

“En mi opinión, (los ‘tories’) caminan como sonámbulos hacia la puerta de salida de Europa, lo que sería desastroso económicamente para esta isla (Irlanda) y, sobre todo, para nosotros aquí en el norte”, dijo McGuinness, viceministro principal norirlandés y excomandante del IRA.

En caso de que se convoque finalmente un referéndum y el resultado conduzca a la salida del Reino Unido de la UE, el electorado de Irlanda del Norte debería tener el derecho a pronunciarse sobre este asunto en una consulta independiente, advirtió por su parte Adams.

“Una decisión tomada en Sussex o en cualquier otro condado inglés no debe tener consecuencias sobre la gente que vive en (los condados norirlandeses de) Tyrone o Fermanagh”, recalcó el dirigente republicano.

El Sinn Féin -formación que no ocupa sus escaños al negarse a prestar juramento de lealtad a la reina Isabel II- aspira a mejorar su resultado de cinco escaños en el Parlamento británico que logró en las elecciones de 2010, si bien sus diputados no acuden a Westminster porque se niegan a prestar juramento de lealtad a la reina Isabel II, requisito imprescindible para ocupar su asiento.

En aquellos comicios, el mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP, partidario de la permanencia de Irlanda del Norte en el Reino Unido) obtuvo ocho escaños, mientras que el Partido Unionista del Ulster (UUP), la otra gran formación protestante, perdió a todos sus representantes.

Los otros escaños de Irlanda del Norte en la Cámara de los Comunes británica fueron en 2010 para el Partido Socialdemócrata y Laborista (SDLP, nacionalista moderado), que sacó tres; la Alianza (multiconfesional), uno, y otro más correspondió a un independiente.

El DUP y el UUP han presentado candidatos conjuntos en cuatro de las 18 circunscripciones norirlandesas para frenar el ascenso del Sinn Féin, que, por su parte, también le planteó la formación de un frente nacionalista al SDLP, que lo rechazó al considerarlo sectario.

Otro de los puntos principales en el manifiesto republicano presentado hoy plantea pedir al futuro Gobierno británico una ayuda de 1.500 millones de libras (2.080 millones de euros) para hacer frente a las medidas de austeridad impuestas en los últimos años y a la reforma del sistema de bienestar social de la provincia ordenada por Londres.

Esa es, aproximadamente, la cantidad de dinero que han perdido durante la pasada legislatura las arcas del Gobierno de Belfast de poder compartido, lo que ha deteriorado las relaciones entre católicos y protestantes y ha afectado la marcha del proceso de paz. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario