Polémica en Portugal por forzar a madres a probar que están amamantando

El caso de varias enfermeras obligadas a demostrar que están amamantando a sus hijos para tener derecho a dos horas libres al día suscitó la polémica en Portugal y provocó la reacción del marxista Bloque de Izquierda (BE), que explicó hoy a Efe que va a pedir responsabilidades por lo ocurrido.

Polémica en Portugal por forzar a madres a probar que están amamantando

El BE va a preguntar hoy al ministro de Sanidad, Paulo Macedo, que esclarezca “en qué circunstancias ocurrió la situación descrita por las enfermeras, en qué norma se recoge y quién lo autorizó”, dijo a Efe la diputada del BE Helena Pinto.

La polémica surgió el domingo, después de que el diario luso “Público” divulgara las declaraciones de dos enfermeras de Oporto (norte) a las que obligaron a sacarse leche delante de médicos para demostrar que están amamantando y que por ello tienen derecho a disfrutar de dos horas libres al día para alimentar a sus hijos.

La legislación lusa obliga a las mujeres a que, una vez que su hijo haya cumplido un año, presenten todos los meses una declaración médica informando de que todavía están amamantando, pero no hace alusión a que sea necesaria una prueba como la que tuvieron que pasar las enfermeras que denunciaron la situación.

El propio Macedo reconoció el domingo -al margen de un congreso de cardiología celebrado en el Algarve- que no tiene conocimiento sobre la metodología aplicada, pero aseguró que el Ministerio no ha dado orientaciones al respecto.

Además de pedir responsabilidades, el BE va a solicitar que estas prácticas “sean condenadas y que se asegure que nunca más van a repetirse”.

“Es algo completamente inadmisible, no pasa por la cabeza de nadie que en una democracia del siglo XXI las mujeres sean obligadas a una indignidad tan grande como la que es relatada en la noticia”, lamentó Pinto.

La natalidad fue precisamente uno de los asuntos tratados en la Asamblea de la República el pasado miércoles, un debate propuesto por el BE para visibilizar la necesidad de apoyar a los portugueses para que puedan tener hijos.

La líder del partido, Catarina Martins, defendió entonces que hay portugueses que “quieren” tener hijos pero no se deciden a ser padres porque “sus vidas profesionales son cada vez más precarias”. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario