Pirámide de Roma recupera esplendor gracias al mecenazgo japonés

La Pirámide Cestia de Roma recuperó hoy su esplendor después de haber sido sometida a una serie de restauraciones durante el último año, un proceso que ha sido financiado por el empresario de la moda japonés Yuzo Yagi.

Pirámide de Roma recupera esplendor gracias al mecenazgo japonés

El monumento, datado en el año 12 a.C., ha recuperado el brillo del mármol blanco de Carrara que lo recubre y las pinturas de su cámara sepulcral, construida para alojar la tumba del político Caio Cestio, miembro del Colegio Sacerdotal de los Empulones.

La restauración ha durado 330 días y, durante este tiempo, el equipo de arquitectos y conservadores repararon además las filtraciones de agua para que el trabajo realizado no se vuelva a deteriorar por la humedad.

El empresario nipón, presidente del grupo Thusho Limited, quería rehabilitar alguno de los numerosos monumentos presentes en Italia y finalmente se decantó por la pirámide romana tras valorar distintas opciones.

“Italia ha contribuido al crecimiento de mi empresa y quería expresar mi gratitud con el país”, dijo Yagi en declaraciones a Efe, quien se mostró satisfecho con un “gran resultado”.

El empresario dijo en una rueda de prensa que tiene una “gran lista” de obras de mecenazgo que quiere realizar y afirmó que “algún día” volverá a Italia para pagar la restauración de alguno de sus históricos lugares y edificios.

Yagi cortó la cinta que rodeaba el monumento y entró en él para admirar el resultado junto con el alcalde de Roma, Ignazio Marino, al que le mostró su satisfacción por el “gran trabajo”.

Tras ver el resultado, el regidor defendió el uso del mecenazgo para mantener el vasto patrimonio de la ciudad, una práctica que ha empleado para la rehabilitación de otros puntos de interés como la Escalinata de la Plaza de España, la Fontana de Trevi o el Coliseo.

“Nuestra administración ha decidido utilizar casi únicamente el dinero de mecenas y filántropos para la restauración de los bienes culturales, muchos de los cuales son extranjeros”, afirmó Marino.

Añadió que el cuidado del patrimonio exige responsabilidad “no solo de los italianos sino también de todos los que en el mundo aprecien esta riqueza, que es patrimonio de la humanidad”. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario