Pakistán y China cimentan con acuerdos millonarios su corredor económico

Pakistán y China cimentaron hoy con acuerdos por 28.000 millones de dólares un nuevo corredor económico que abre una puerta terrestre al Mar Arábigo para el gigante asiático, en la primera visita oficial de un mandatario chino a este país en nueve años.

Pakistán y China cimentan con acuerdos millonarios su corredor económico

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, y el presidente chino, Xi Jinping, firmaron hoy en Islamabad 51 acuerdos en infraestructuras que tienen como objetivo convertir a Pakistán en una ruta económica alternativa para China, con un proyecto que tendrá un coste total de 46.000 millones de dólares.

Xi fue recibido por todo lo alto en Pakistán, con ocho jets JF-17 Thunder que acompañaron al avión del mandatario chino cuando entró en el espacio aéreo paquistaní y fue recibido en la base Nur Khan en Rawalpindi, localidad cercana a Islamabad, por Sharif, el presidente, Mamnoon Hussain, y el jefe del Ejército, Raheel Sharif.

Una guardia de honor disparó 21 salvas a la llegada del mandatario chino, cuya visita estaba prevista en septiembre pero fue entonces cancelada por protestas que pedían la dimisión de Sharif y fue anunciada de nuevo tras el viaje del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a la India en enero.

“Estamos planeando para el futuro”, dijo Sharif, quien definió la amistad de su país con China como “más alta que las montañas, más profunda que los océanos, más dulce que la miel y más fuerte que el acero”.

En una rueda de prensa conjunta con Xi, el gobernante paquistaní afirmó que los acuerdos firmados “comienzan una nueva fase en nuestra alianza geoeconómica que creará empleos, negocios, promoverá la educación y ayudará a erradicar la pobreza”.

La piedra angular de la visita de Xi es el corredor económico de China y Pakistán, un plan de 46.000 millones de dólares que incluye la construcción de carreteras, rutas de ferrocarril y proyectos de energía para unir el puerto paquistaní de Gwadar, en el Mar Arábigo, con la región noroccidental china de Xinjiang.

De los 51 acuerdos firmados, 30 están relacionados con el corredor, que ofrecerá a China una ruta alternativa al estrecho de Malaca para acceder a Asia occidental, Oriente Medio y África.

La nueva ruta reducirá el trayecto de China hasta Oriente Medio, de donde proceden sus importaciones de petróleo, en unos 12.000 kilómetros.

“El corredor beneficiará a todas las provincias y áreas de Pakistán y transformará nuestro país en un centro regional y pivote para el comercio y las inversiones”, afirmó Sharif.

“El Corredor de China y Pakistán beneficiará a ambas partes. Estamos invirtiendo a medio y largo plazo”, dijo por su parte Xi, quien viajó a Pakistán acompañado de su esposa, la soprano Peng Liyuan, y directivos de compañías chinas como el Grupo Huaneng, el Banco Comercial de China y la Corporación Zonergy.

Entre los acuerdos firmados destacan mejoras en el puerto de Gwadar, la segunda fase de la autopista del Karakoram, una carretera entre las ciudades de Karachi y Lahore y una serie de proyectos de energía eólica, solar, hidroeléctrica y de carbón,

Estos últimos producirán 8.400 megavatios de electricidad destinados a aliviar la crónica crisis energética que sufre Pakistán.

Los dos líderes también trataron la situación en Xinjiang, hogar de la minoría musulmana uigur y donde China asegura que opera el grupo terrorista conocido como Movimiento Islámico del Turkestán Oriental (ETIM), que se refugia en las zonas tribales de Pakistán.

“He asegurado a Xi que la seguridad de China es tan importante para nosotros como la seguridad de Pakistán”, indicó Sharif.

Xi pondrá fin a su visita mañana, cuando está previsto que ofrezca un discurso en el Parlamento paquistaní.

Amjad Alí – EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario