Investigan paradero inquilinos de la casa donde vivió desaparecida argentina

La Guardia Civil española investiga el paradero de otros inquilinos que residieron en la casa de Madrid donde vivió la mujer de nacionalidad argentina que desapareció a principios de este mes y que pudo haber sido asesinada y descuartizada por su casero, según los indicios de los agentes.

Investigan paradero inquilinos de la casa donde vivió desaparecida argentina

Aunque no se descarta que existan más víctimas, los investigadores se centran solo en el caso de la mujer de 55 años y nacionalidad argentina y cuyos restos pudieron haber sido llevados a algún vertedero de la zona, según señalaron a Efe fuentes policiales.

El esclarecimiento de esta desaparición es la prioridad de los agentes, aunque las fuentes señalan que los investigadores estudiarán los contratos de arrendamiento hallados en el registro de la vivienda, y el paradero de los otros inquilinos que residieron allí antes que la mujer argentina.

Según dijo un vecino del edificio, el dueño de la casa salió de la vivienda donde vivía la mujer con varias bolsas de basura, pocos días antes de que la familia denunciara su desaparición, lo que sustenta la hipótesis de que el casero acabara con su vida.

La familia de la mujer, de origen argentino, denunció su desaparición el pasado día 6 de abril y, tras recabar varios testimonios, la Guardia Civil detuvo a su casero, un ciudadano español de treinta años.

Este hombre, que incurrió en contradicciones durante los interrogatorios policiales, fue puesto a disposición judicial y luego enviado a prisión.

Mientras tanto se siguen analizando los restos encontrados en una trituradora de carne casera para determinar si son humanos o no y, en caso afirmativo, si se corresponden con esta persona, así como algunas gotas de sangre entre otros vestigios recogidos en la vivienda.

También se continúan buscando los restos de la mujer en el vertedero de Pinto, localidad en la periferia de Madrid, pues la principal hipótesis con la que trabaja la Guardia Civil es que el casero, en prisión provisional, mató a la mujer, la descuartizó, la metió en bolsas y las tiró a la basura.

El principal sospechoso, añaden las fuentes, ha estado en tratamiento por problemas psiquiátricos. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario