Raqs modela el tiempo como un avión de papel y lo lanza en Nueva Delhi

El colectivo indio Raqs “modela el tiempo como un avión de papel” en una exposición en Nueva Delhi que supone el culmen a una carrera de 20 años, en la que antes de recibir los aplausos de la India cosechó numerosos éxitos en el extranjero.

Raqs modela el tiempo como un avión de papel y lo lanza en Nueva Delhi

En un espacio de 3.200 metros cuadrados en la Galería Nacional de Arte Moderno (NGMA) en el centro de la capital india, la exposición “El calendario inesperado”, que concluye hoy después de cinco meses, profundiza en la idea de cómo el tiempo lineal puede ser alterado.

Raqs lo forman los indios Monica Narula, Shuddhabrata Sengupta y Jeebesh Bagchi, amigos desde la universidad y cuya colaboración se ha mantenido de manera ininterrumpida durante dos décadas, lo que convierte esa unión, según ellos, en parte fundamental de su obra.

“Raqs es el nombre que recibe un estado de éxtasis en la tradición sufí cuando un grupo de bailarines danzan juntos. Para nosotros también es importante la idea de contemplación conectada, de pensamiento en movimiento”, asegura a Efe Monica Narula.

“Los tres creemos en esto de manera muy potente, y gracias a eso continuamos trabajando. En algún sentido Raqs es nuestra mayor obra de arte”, sentencia la artista, sentada junto a Jeebesh en los jardines del NGMA.

A espaldas de ambos luchan contra el viento dos paneles en los que está plasmado un reloj de agujas, en el que a falta de números, hay dos palabras: luminoso y voluntad, y que sirve para mostrar que el individuo es algo “relativo (…) en presencia del infinito”.

Esos y otros relojes, todos ellos asépticos, como los que encontramos en las estaciones de tren o en los aeropuertos, son parte fundamental de una exposición que comenzó el pasado mes de diciembre y ha ido prolongando su existencia hasta hoy.

“Todos sabemos que pasar 30 minutos con tu amante no es lo mismo que pasar 30 minutos con tu jefe, el tiempo es una experiencia sobre lo que sentimos, así que para nosotros lo que es interesante es lo que llamamos la calidad del tiempo y no la cantidad”, dice Monica.

Así en otro de los relojes los números son reemplazados por doce estados de ánimo: pánico, miedo, éxtasis, nostalgia, fatiga, ansiedad…. mismas horas matemáticas que se prolongan de manera diferente en el tiempo.

En el edificio dedicado a la exposición, en el que “hay más pasillos que salas”, se alternan 45 trabajos creados durante los últimos 15 años, muchos de ellos expuestos ya con éxito en Tokio, Nueva York, México DF o Madrid.

“Esta muestra nos está ayudando a repensar nuestro trabajo para la próxima década”, explica Jeebesh, de melena y luenga barba, ya canosa, que reconoce que sus obras alcanzan su nivel más alto cuando se hallan más próximas a la filosofía.

Ese pensamiento es el que lleva al arte del trío Raqs a tomar un objeto en desuso para que este pase a desempeñar “otra metafórica posibilidad”, de acuerdo con Jeebesh, como la puerta desnuda de un avión fotografiada con el cielo de fondo o una habitación en la que efectos ópticos trasladan al espectador a nuevos espacios.

Otro factor importante es la “muchedumbre”, una palabra que, como explica Monica, “suele tener una connotación negativa”, aunque para este colectivo artístico no es así, pues esa multitud es “la suma de individuos” con una relación “espacial y temporal” con la obra.

Esa individualidad colectiva toma forma en la expresión artística de Raqs en obras como la imagen de una gran mano en movimiento, con la palma de frente, en la que su similitud a otras extremidades, da paso a la particularidad única de cada ser humano al detenernos en sus huellas dactilares.

El pensamiento revolucionario también tiene cabida en Raqs cuando recuerda al individuo que deje a un lado la pasividad y que actúe, una filosofía que se halla concentrada en su célebre grito: “Es posible porque es posible”.

“Algunas veces lo que es importante es centrarnos en algo por lo que es. Cuando miras la palabra ‘es posible’ ésta se convierte en el punto de inicio. ‘Es posible’, céntrate en ello, y entonces la potencialidad de lo posible se hace realidad”, concluye Monica.

Moncho Torres- EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario