El móvil se convierte en un dispositivo médico

IBM y Apple anunciaron esta semana iniciativas que otorgan al teléfono móvil una nueva dimensión, la de dispositivo para recabar y analizar información sobre distintas dolencias y ayudar en el proceso de diagnóstico.

El móvil se convierte en un dispositivo médico

ResearchKit, la herramienta incorporada en los teléfonos iPhone de Apple, está disponible desde el martes para los investigadores médicos que quieran desarrollar aplicaciones para diagnósticos o recabar y analizar datos sobre la salud.

Una vez que el usuario del teléfono da su consentimiento, ResearchKit puede acceder a datos de la actividad del usuario, funciones motrices, memoria y otros.

Además, ResearchKit puede comunicarse con el software de seguimiento de información sobre la salud HealthKit, una herramienta integrada con el sistema operativo IOS que permite a las aplicaciones de salud usar los sensores del iPhone y recopilar datos sobre el peso del usuario, la presión sanguínea, los niveles de glucosa o uso de inhaladores para el asma, entre otros.

Las primeras cinco aplicaciones que se desarrollaron bajo el paraguas de ResearchKit investigan el asma, el cáncer de pecho, problemas cardiovasculares, la diabetes y el mal de Parkinson.

Según Apple, más de 60.000 usuarios de iPhone han dado permiso para la recolección de sus datos desde el lanzamiento de las primeras aplicaciones en marzo.

Se espera que el acceso ilimitado y abierto permita el desarrollo de aplicaciones más allá de esas áreas y haga posible que estudios que históricamente sólo atraían a varios cientos de participantes atraigan a partir de ahora a decenas de miles.

Los datos que compartan de forma voluntaria los usuarios de Apple podrán conectarse también a partir de esta semana al superordenador de IBM Watson, capaz de procesar información equivalente a un millón de libros por segundo y que se hizo famoso en 2011 tras derrotar a los campeones del popular concurso televisivo Jeopardy.

“Queremos ser el cerebro analítico detrás de HealthKit y ResearchKit”, dijo esta semana en declaraciones a los medios el vicepresidente de IBM, John Kelly.

IBM anunció así su alianza con Apple, Johnson & Johnson y la firma de dispositivos médicos Medtronic para crear una nueva división dedicada al análisis de datos relacionados con la salud.

La inteligencia artificial de Watson analizará enormes bases de datos sobre la salud con el objetivo de ofrecer información valiosa a hospitales, médicos, aseguradoras e incluso pacientes individuales.

Expertos como Daniel Kraft, director del departamento de Medicina y Neurociencia de la Universidad Singularity (California), creen que los móviles se usarán cada vez más como “dispositivos médicos” y permitirán a los pacientes gestionar su propia salud.

El médico, emprendedor e inventor aseguró, en una entrevista reciente con Efe, que “la tendencia más interesante en el campo de la salud es la convergencia de los dispositivos móviles con información que empodera a los pacientes”.

Kraft afirmó que dispositivos móviles permiten ya medir el nivel de azúcar en la sangre, las horas de sueño o el ritmo cardíaco.

Explicó que se trata de una tendencia todavía incipiente que seguirá evolucionando y hará posible combinar dispositivos móviles, con sensores y análisis de datos para convertir al usuario en “el dueño de su propia salud, en el consejero delegado de su salud”.

El investigador asegura que el avance tecnológico permitirá cada vez más a los individuos “autocuantificarse”, o lo que es lo mismo, medir cosas como el número de pasos diarios, el estado de la diabetes o la dieta.

Los doctores del futuro, pronostica Kraft, “prescribirán ‘apps’ a sus pacientes”, que les ayuden a perder peso, dejar de fumar, gestionar sus medicinas o medir la presión sanguínea.

Teresa Bouza – EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario