Usain Bolt corre como guía de la atleta ciega más rápida del mundo

El campeón mundial y olímpico jamaicano, el hombre más veloz del mundo, corrió hoy como guía de la velocista ciega más rápida de la Tierra, la brasileña Tereza Guilhermina, durante una exhibición en Río de Janeiro de cara a los Juegos Olímpicos de 2016.

Usain Bolt corre como guía de la atleta ciega más rápida del mundo

“Lo que ocurrió hoy es un espaldarazo histórico para el paralimpismo, es la valorización de los atletas con deficiencia. Correr al lado de Bolt es realmente un sueño”, dijo a Efe Guilhermina, que corre en la categoría deficiente visual total (T11) y tiene el récord mundial de 100 metros con 12.01 segundos.

Guilhermina fue la campeona olímpica de los 100, 200 y 400 metros en Londres 2012 y también ganó la medalla de oro en los 200 metros en Pekín 2008.

Bolt, plusmarquista mundial de 100 (9.58) y 200 (19.19) y campeón olímpico de los 100, 200 y 4×100 en Pekín y Londres, participó en la exhibición como parte de los preparativos para el desafío Mano a Mano, una carrera de 100 metros que desde hace tres años se realiza en Río de Janeiro como parte de la preparación para los Juegos del próximo año.

Bolt aceptó ser guía, en una carrera de 50 metros, de Guilhermina. “Él estaba nervioso, inseguro, tenía miedo de molestar mi paso, pero realmente lo que ocurrió es un regalo de Dios, algo motivador. Preguntó cuál era mi tiempo y se sorprendió. Le dije que no hiciera fuerza con el brazo y que mantenga en línea recta”, contó.

Bolt y Guilhermina terminaron la prueba abrazados, jaleados por decenas de niños invitados para la ocasión en el Jockey Club de Río de Janeiro, donde fue montada una pista profesional.

Desde hace cinco años Guilhermina tiene como guía en las competiciones al velocista Guilherme Santana, con quien entrena en la ciudad de Maringá, interior del estado sureño de Paraná.

La atleta ciega más veloz del mundo, que tiene tres récords mundiales, tiene retinosis pigmentar, lo que le permite ver, apenas, algunas ráfagas de luz.

Con 36 años, recordó que su deficiencia se hizo evidente cuando fue a la escuela infantil. Cinco de sus doce hermanos son ciegos o tienen problemas graves de visión, como parte de un problema familiar genético.

Sus abuelos y sus padres era primos.

El prestigio olímpico llevó a Guilhermina a abrir un instituto para apoyar a niños con deficiencias visuales en Maringá.

El corredor guía de la campeona olímpica, Guilherme Santana, contó que para ejercer esa función es preciso ser un atleta de primera categoría que no puede ser más lento que Guilhermina.

El atleta bromeaba con la falta de seguridad de Bolt al guiar a la campeona ciega por la pista. “Qué bueno que no perderé el empleo”, comentó.

La imagen de Bolt compitiendo con una atleta paralímpica brasileña “pone en otro nivel” al deporte en el país y a los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, dijo a Efe el presidente del comité paralímpico brasileño, Andrew Parsons.

“El objetivo nuestro es salir del séptimo lugar de Londres para el quinto en Río 2016. Algo osado porque debemos pasar a potencias como Australia y Estados Unidos y dimos apoyo y planificación para eso”, comentó.

El dirigente enfatizó que el público brasileño, con la aparición de campeones olímpicos y mundiales, valora el “alto rendimiento” y los resultados deportivos y el espíritu competitivo de los atletas.

Los Juegos Paralímpicos Río de Janeiro 2016 serán del 7 al 18 de septiembre, una vez celebrados los Juegos Olímpicos del 5 al 21 de agosto. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario