Argentina defiende denuncia penal contra exploración de crudo en Malvinas

El secretario argentino de Asuntos Relativos a las Malvinas, Daniel Filmus, defendió hoy en Londres la decisión de su país de denunciar penalmente a los responsables de explorar hidrocarburos en aguas de las islas del Atlántico Sur.

“Hemos presentado una denuncia penal respecto a la existencia de este tipo de exploración sin autorización argentina”, dijo hoy Filmus en un encuentro con la prensa, en la que reiteró que su país quiere resolver el contencioso de las islas con el Reino Unido a través de “la paz, la diplomacia y el diálogo”.

Esta denuncia, añadió, fue presentada la semana pasada y será tramitada por el juzgado federal de Río Grande, por ser la jurisdicción que tiene la provincia de Tierra del Fuego (en el sur de Argentina) sobre el territorio de las islas Malvinas, reclamado por Buenos Aires desde 1833.

Según explicó, las leyes argentinas contemplan penas de entre 10 y 15 años para los responsables de extraer sin permiso de Argentina los recursos de la plataforma continental, donde están las islas.

“Argentina va a utilizar toda la fuerza del derecho internacional para evitar que los recursos argentinos sean expoliados”, añadió Filmus, que hace una visita de un día a Londres aunque no tiene previsto entrevistarse con ningún funcionario británico.

La semana pasada Argentina denunció a cinco empresas petrolíferas por explorar “ilegalmente” en las cercanías de las Malvinas.

Se trata de las británicas Rockhopper Exploration plc, Premier Oil plc y Falkland Oil And Gas Limited; la estadounidense Noble Energy Inc; y la italiana Edison International SpAF.

Según Argentina, estas compañías integran un consorcio responsable de la contratación de una plataforma semisumergible que recientemente empezó a explorar en la cuenca Malvinas Norte, a unos 200 kilómetros de las islas, para perforar varios pozos.

Filmus precisó que será la Justicia la que decidirá cómo avanzar el proceso penal presentado, pues primero habrá que reunir pruebas.

Al mismo tiempo, Filmus alertó del posible peligro ambiental que puede suponer la posible explotación del crudo.

“Lo decimos antes (de que ocurra) y esperamos que nunca pase. Es un lugar donde es muy difícil remediar la situación”, añadió el secretario de Estado sobre las consecuencias de un eventual vertido de crudo en aguas de las islas.

Entre otras cosas, Filmus dijo estar sorprendido por la decisión del Gobierno británico de David Cameron de reforzar la defensa de las islas porque -añadió- “de ninguna manera Argentina puede ser considerada como una amenaza”.

El conflicto de las islas, insistió, debe resolverse a través de “la paz, la diplomacia y el diálogo”.

El pasado marzo, el Gobierno británico informó de que, tras un análisis sobre la capacidad defensiva de las islas bajo soberanía británica, invertirá 180 millones de libras (248 millones de euros o 268 millones de dólares) en los próximos 10 años a fin de asegurar la protección de los habitantes de ese territorio.

De acuerdo con este plan, Londres enviará dos helicópteros Chinooks, que se espera estén operativos a mediados del año próximo, y modernizará su sistema de defensa aérea, entre otras medidas.

Argentina y el Reino Unido se enfrentaron en una guerra por la posesión de las islas Malvinas en 1982, que culminó con la victoria de las fuerzas británicas el 14 de junio de ese año.

El Gobierno argentino de Cristina Fernández ha intensificado durante su mandato la reclamación de las islas del Atlántico Sur. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario