Irán y Rusia cierran acuerdo para suministro de misiles

El ministro de Defensa de Irán, Huseín Dehgan, dio hoy por cerrado el acuerdo para el suministro a Teherán de los sistemas de misiles antiaéreos rusos S-300, a lo que se oponen Estados Unidos e Israel.

Irán y Rusia cierran acuerdo para suministro de misiles

“Este asunto está resuelto. Hay acuerdo y ya estamos discutiendo los plazos de suministro“, dijo Dehgan, que se encuentra en la capital rusa, citado por medios locales.

Dehgan recordó que “hace seis años” que Irán firmó el contrato con Rusia, que lo suspendió en 2010 tras las sanciones impuestas contra la república islámica por la ONU.

“Esperamos que el contrato se ponga en práctica”, dijo el ministro iraní, quien precisó que ese documento será actualizado para tener en cuenta las nuevas circunstancias.

Dehgan adelantó ayer que tiene intención de firmar durante su visita un nuevo contrato con el fin de que Teherán reciba este mismo año las baterías después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, levantara el lunes la prohibición sobre dicha operación.

La mayoría de los expertos coinciden en que Moscú y Teherán deberán rubricar un nuevo contrato, toda vez que las baterías S-300PMU1 que iba a enviar Rusia a Iránen virtud del acuerdo firmado en 2007 ya no se fabrican.

Según informaciones filtradas a la prensa ya en 2013, en vísperas de una reunión entre Putin y su homólogo iraní, Hasán Rohani, Rusia suministrará a Irán cinco baterías de sistemas móviles S-300VM “Antey-2500”, una variante modificada para la exportación del sistema S-300V.

El Kremlin aseguró esta semana que éste es un asunto bilateral que no tiene nada que ver con las sanciones de la ONU, ya que adujo que el embargo impuesto por el Kremlin al suministro de los S-300 fue voluntario.

Dehgan, que intervendrá hoy en la IV conferencia sobre seguridad que se celebra en Moscú, se reunirá con el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigu.

Según la Embajada iraní en Moscú, ambos ministros abordarán los términos del acuerdo de cooperación militar suscrito durante la visita de Shoigú a Teherán el pasado 20 de enero.

Ante la “inquietud” expresada por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, Putin aseguró ayer en conversación telefónica que los S-300 no son una amenaza para la seguridad de Israel, quien ha alertado sobre un posible rearme iraní tras la firma de un acuerdo nuclear en junio.

Según los expertos, los S-300, análogos a los Patriot norteamericanos, permitirán a Irán hacer frente a una posible invasión o ataque aéreo masivo israelí o estadounidense con cazas de la clase Stealth, helicópteros, bombarderos y misiles balísticos y de crucero.EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario