Evidente división entre senadores oficialistas

La elección de Linneo Ynsfrán por el Senado como miembro de la Corte Suprema provocó un alboroto entre congresistas del Partido Colorado, el cual exteriorizó la división de esa formación en la Cámara alta.

Evidente división entre senadores oficialistas

Con 34 votos de senadores oficialistas y opositores, la Cámara alta decidió dar su visto bueno a la candidatura de Ynsfrán para la Corte, acuerdo que puede ser ahora aceptado o vetado por el presidente Horacio Cartes.

La discusión se extendió por tres horas y estuvo protagonizada por el enfrentamiento verbal entre senadores del Partido Colorado.

Algunos legisladores oficialistas que votaron a favor de Ynsfrán fueron reprendidos en público por la presidenta del Partido Colorado, Lilian Samaniego, quien los acusó en el pleno de unirse a los adversarios políticos del presidente.

“Es un acuerdo para la destrucción del Gobierno. La bancada del oficialismo nos vamos a abstener”, declaró la senadora, empezando un largo e imprevisto debate.

Senadores de su propio partido le contestaron calificando su actitud de “pusilánime e indigna”, como dijo Silvio Ovelar, por negarse a acordar temas de Estado con la oposición, como la composición de la Corte Suprema.

Juan Carlos Galaverna, dijo que la intervención de su presidenta fue “un bochorno” y cuestionó su liderazgo.

Desde la oposición, la senadora del Partido Demócrata Progresista (PDP) Desirée Masi criticó también las palabras de Samaniego y las consideró un augurio de que Cartes vetará a Ynsfrán.

“Si el presidente cree que esto es la destrucción de su Gobierno, acá se anuncia un veto, y eso me parecería nefasto”, dijo Masi.

Por su parte, el senador Adolfo Ferreiro, del partido Avanza País, aseguró que las palabras de Samaniego reflejan “una crisis profunda” en el Partido Colorado.

Si es aceptado por el Ejecutivo, Ynsfrán, doctor en Derecho de 62 años, sustituirá a Núñez en la Corte Suprema de Justicia tras su polémica renuncia.

Ningún Comentario

Deja un comentario