Sindicatos protestan en todo Brasil contra proyecto de tercerización

Brasil amaneció hoy con una serie de movilizaciones en las principales ciudades del país por parte de las centrales sindicales, en una jornada de actos y asambleas permanentes convocadas para rechazar el proyecto de ley que autoriza la tercerización total del empleo.

Sindicatos protestan en todo Brasil contra proyecto de tercerización

En Sao Paulo, el estado más poblado e industrializado del país, hubo algunos bloqueos momentáneos durante manifestaciones en las más importantes carreteras por parte de movimientos sociales y trabajadores que responden a sindicatos de cinco centrales sindicales.

Manifestantes de la Central Única de Trabajadores (CUT) cortaron por 30 minutos parte de la Vía Dutra, que une las ciudades de Río de Janeiro con Sao Paulo, a la altura de Guarulhos, donde se encuentra el aeropuerto internacional con más tráfico de Sudamérica.

Además de la Cut, convocan a protestar en las calles de 24 estados sindicatos afiliados a la Central de Trabajadores de Brasil (CTB), Conlutas, Nova Central e Intersindical.

Otras carreteras de acceso a Sao Paulo también son escenario de manifestaciones, como la que une a la metrópoli con Campinas y la vía Anchieta, principal vía del tránsito hacia el puerto de Santos.

En el estado de Minas Gerais, hubo protestas contra la tercerización en la madrugada antes de la entrada de la fábricas en el polo industrial del municipio de Betim.

También adhirieron a la Jornada Nacional de Paralizaciones trabajadores de la Universidad de Sao Paulo (USP) y empleados del servicio de transporte de Salvador, en el estado de Bahía, noreste, que retrasaron en dos horas el inicio de las actividades.

Los metalúrgicos organizaron asambleas informativas y acciones contra la tercerización laboral en las plantas de las automotrices Volkswagen, Mercedez Benz y Ford, también en Sao Paulo.

Una de las principales protestas durante la jornada será realizada por los sindicatos frente a la sede de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), la patronal más influyente del país, que respalda el proyecto de tercerización.

Luchar contra la tercerización es una “cuestión de honor”, afirmó el exsindicalista metalúrgico y expresidente Luiz Inácio Lula da Silva el martes por la noche, al rechazar el proyecto que recibió la aprobación, en general, por parte del Congreso la semana pasada.

La protesta, según la Federación Nacional de Portuarios, provocará trabajo a reglamento y asambleas sorpresivas en los puertos de Río de Janeiro, Santos, Belém, Rio Grande, Vitória, Salvador y Recife.

La cámara baja, con la oposición de los partidos de izquierda e incluso el Partido de los Trabajadores de la presidenta Dilma Rousseff, aprobó extender la posibilidad de contratar empleados sin relación de dependencia a todos los sectores, lo que movilizó a los sindicatos.

El martes por la noche, la votación en particular fue suspendida en la Cámara de Diputados, luego de que se aprobara una enmienda que impedía la tercerización en el sector público y empresas estatales.

De acuerdo con Vagner Freitas, presidente de CUT, la mayor unión de sindicatos del país, la Consolidación de las Leyes de Trabajo, el régimen laboral que comenzó a ser instaurado en la década de 1940, “será arrojado a la basura si se aprueba la tercerización”.EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario