Investigadores argentinos se suman a “desafío fascinante” de “Chaco Ra’anga”

Un grupo de investigadores argentinos se sumará al proyecto que analizará la riqueza de la segunda región boscosa más extensa de Suramérica para concienciar sobre sus problemas en la expedición “Chaco Ra’anga”, que definieron hoy en Buenos Aires como un “desafío fascinante”.

“Chaco Ra’anga”, impulsada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), es una experiencia que busca concienciar sobre la problemática de esta región, que abarca zonas de Argentina, Bolivia y Paraguay, mediante la interacción de agentes artísticos, culturales y científicos, explicó hoy a Efe Jesús Oyamburu, director del Centro Cultural de España en Buenos Aires.

El objetivo, dijo, es dar a conocer la situación de las comunidades indígenas afectadas por una “depauperación” de los sistemas medioambientales, un “abandono de la parte patrimonial” de la zona y un deterioro de las tradiciones de los pueblos originarios.

Para lograrlo, entre el proyecto seleccionaron a doce investigadores de Argentina, Paraguay, Bolivia y España -tres por país- con “perfiles distintos” que participarán en el proyecto, que comenzará en mayo en la ciudad nororiental argentina de Resistencia y concluirá en Asunción tras un viaje fluvial y terrestre.

Entre los elegidos está la investigadora argentina Agustina Pérez, que adelantó a Efe que estudiará las viviendas de las comunidades del Chaco, donde “se van anudando las historias públicas y privadas”.

Pérez, especializada en migraciones y teoría de género, explicó que su reto es “vencer el umbral que posibilite el diálogo” con las comunidades y le facilite “el conocimiento de espacios anteriores”.

También su sumará al proyecto el geólogo argentino José Sellés-Martínez, ilusionado con la búsqueda del meteorito más grande del mundo: el Mesón de Fierro.

Aunque considera “imposible” hallarlo en una expedición tan corta, cree que es una oportunidad ideal para “jugar” con todas las “leyendas” y “aventuras” que giran en torno a este cuerpo celeste y recuperar las memorias de los pueblos indígenas sobre este fenómeno.

“Lamentablemente, los indígenas de toda esta zona no tienen memoria escrita” y “todo lo que conservamos fue escrito por los blancos”, apuntó el especialista.

Para el geólogo, esta travesía por un territorio “que es como pasear por media Europa”, constituye “una aventura total en un grupo totalmente heterogéneo” y va a suponer “un desafío también fascinante”.

La iniciativa es la segunda que organizan los centros culturales de la AECID en Latinoamérica después de “Paraná Ra’anga” de 2010, que partió de la ciudad argentina de La Plata para finalizar, también, en Asunción.

El Gran Chaco cubre una extensión aproximada de un millón de kilómetros cuadrados distribuidos entre Argentina, Paraguay, Bolivia y una pequeña parte de Brasil.

Esta región se considera la segunda zona boscosa más extensa de Suramérica y que cuenta con la mayor biodiversidad de todo el subcontinente, sólo por detrás de la Cuenca Amazónica. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario