Cárcel para cuatro excontratistas por muerte de civiles en Irak

Cuatro excontratistas de la empresa de seguridad estadounidense Blackwater fueron hoy condenados por un juez federal de EE.UU. a largas penas de cárcel por un tiroteo que acabó con la vida de 14 civiles iraquíes en Bagdad en 2007.

Cárcel para cuatro excontratistas por muerte de civiles en Irak

En una sesión celebrada en un tribunal de Washington, el juez Royce C. Lamberth sentenció a cadena perpetua a Nicholas A. Slatten, un antiguo francotirador del Ejército estadounidense acusado de asesinato por efectuar los primeros disparos mortales en el suceso.

El resto de procesados -Paul A. Slough, Evan S. Liberty y Dustin L. Heard- fueron condenados a treinta años de prisión cada uno, acusados de homicidio.

Los cuatro excontratistas ya fueron declarados culpables por un jurado federal el pasado octubre, aunque sus abogados habían apelado, de manera infructuosa, contra el veredicto a fin de rebajar las penas.

Los condenados, cuyos servicios contrató el Gobierno estadounidense para ofrecer seguridad a sus empleados en Irak, protagonizaron los hechos ocurridos en la plaza Nisour, en el centro de Bagdad, en septiembre de 2007.

Según documentos judiciales, los cuatro dispararon contra los transeúntes en la plaza durante una operación con el fin de despejar el camino para el paso de un convoy del Departamento de Estado, poco después de que explotara un coche bomba en las proximidades.

Como consecuencia del tiroteo, 14 iraquíes resultaron muertos y 18 más heridos.

El caso obligó a revisar la relación del Gobierno estadounidense con la empresa contratista, que, ante las críticas recibidas por un uso excesivo de la fuerza y su vinculación a otros casos de exportación de armas ilegales, cambió de nombre hasta en dos ocasiones desde entonces: primero Xe, y luego Academi.

Entre 2002 y 2012, Blackwater recibió millones de dólares en contratos privados del Gobierno norteamericano para proteger convoyes, edificios, instalaciones militares y funcionarios de países donde las Fuerzas Armadas de EE.UU. están en guerra. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario