La Confederación Brasileña tratará de cambiar la ley del fútbol de Rousseff

Anunció hoy que tratará de influir al Congreso para que introduzca cambios en el decreto aprobado por el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff para modernizar la gestión de este deporte.

La Confederación Brasileña tratará de cambiar la ley del fútbol de Rousseff

La nueva norma, anunciada el pasado marzo por la propia Rousseff, permite a los clubes que renegocien sus deudas millonarias con el fisco y con la Seguridad Social, pero establece como contrapartida la adopción de buenas prácticas administrativas y financieras.

El decreto está en vigor desde el pasado 19 de marzo pero tiene carácter provisional y tendrá que ser debatido por el Congreso para transformarse en una ley.

La CBF dijo en un comunicado que el decreto está “fuera de la realidad” y calificó algunas de sus contrapartidas como “contrarias” a los intereses de los clubes y las federaciones regionales.

El artículo que más preocupan a la CBF es el que limita los mandatos de los dirigentes de los clubes por dos períodos consecutivos de cuatro años.

La federación también cuestionó el establecimiento de límites al gasto en el departamento de fútbol y la obligación de invertir en el fútbol femenino.

Según la CBF, ningún equipo de la primera división ha aceptado adherirse al programa de renegociación de sus deudas debido a estas condiciones, a pesar de los serios problemas financieros que afectan a la gran mayoría de los equipos.

La CBF designó a su nuevo secretario general, Walter Feldman, como responsable de negociar con el Congreso el veto o la modificación de estos puntos polémicos, que son vistos por la federación como un modo de “intervencionismo” por parte del Ejecutivo de Rousseff.

El Gobierno brasileño calcula que los clubes de fútbol adeudan cerca de 4.000 millones de reales (unos 1.250 millones de dólares) al fisco y a la Seguridad Social.

Los clubes que se inscriban en el programa de forma voluntaria tendrán un plazo de 20 años y condiciones favorables para el pago de sus deudas, pero tendrán que comprometerse con las buenas prácticas de gestión.

Entre otras condiciones, los clubes se deben comprometer a publicar periódicamente sus resultados auditados por firmas independientes y a estar al día en todas sus obligaciones tributarias y laborales, incluyendo el pago de los sueldos.

A esto se suma la inversión obligatoria en el fútbol femenino, la limitación del mandato de los dirigentes y las sanciones previstas para los directivos de los clubes que practiquen una gestión temeraria.

Las normas del decreto fueron elaboradas en negociaciones con los dirigentes deportivos y representantes de los futbolistas después de que los clubes pidieran una renegociación de sus deudas. /EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario