Hutíes denuncian la muerte de más de 2.500 civiles

El portavoz del Ejército yemení, leal a los rebeldes hutíes, aseguró hoy que 2.571 civiles han muerto en el Yemen desde el pasado 26 de marzo, cuando una coalición árabe comenzó sus bombardeos en el país.

Hutíes denuncian la muerte de más de 2.500 civiles

En una rueda de prensa en Saná, Sharaf Luqman precisó que entre estos fallecidos hay 381 niños -menores de 15 años- y 214 mujeres, de las que cinco estaban embarazadas.

Los heridos en todo el país se elevan a 3.897, según el coronel yemení, que agregó que esta cifra incluye a 613 menores y 457 mujeres.

La aviación de la coalición árabe, encabezada por Arabia Saudí, bombardeó 334 núcleos residenciales, lo que causó la destrucción de un total de 2.265 viviendas.

Debido a los ataques aéreos y la violencia, alrededor de 40.000 familias han abandonado sus hogares para buscar refugio en zonas más seguras.

1.200 edificios gubernamentales y públicos sufrieron destrozos, entre ellos 72 escuelas, de las que tres fueron bombardeadas cuando los estudiantes se encontraban en el interior.

Preguntado por la disparidad entre los datos ofrecidos hoy y hace cuatro días, cuando el portavoz habló de un millar de fallecidos, Luqman alegó que en esa ocasión se basaron en las informaciones de medios extraoficiales, y que ahora se trata de cifras recabadas por las autoridades.

El director de la oficina de Sanidad de la ciudad meridional de Adén, Lajdar Lasur, dijo ayer a Efe que desde el inicio de los bombardeos han muerto al menos 229 personas en esa zona, una de las más afectadas por los combates.

Luqman denunció que la destrucción es “sistemática” y amenazó son una respuesta del Ejército yemení “fuerte, decidida y dura en el momento adecuado”, sin dar detalles.

“Nos traicionaron. No estábamos preparados porque no esperábamos que nos atacara nuestro vecino (Arabia Saudí)”, señaló el portavoz, que agregó que los agresores no se han atrevido a enfrentarse por tierra a las fuerzas armadas yemeníes.

El coronel afirmó que el objetivo principal de la coalición es “cercar por vía aérea, marítima y terrestre (el Yemen) para causar hambruna y obligar al pueblo yemení a arrodillarse”.

“Deseamos que toda esta concentración de fuerzas árabes hubiera sido dirigida contra Israel, que oprime al pueblo árabe desde hace décadas”, concluyó.

Desde que comenzó la operación “Tormenta de la Firmeza” han sido frecuentes las denuncias de que los bombardeos causan numerosas víctimas civiles.

La coalición defiende que ataca objetivos precisos en manos de los hutíes, pero que estos se esconden entre los civiles o incluso los utilizan como escudos humanos.

Ayer, un ataque aéreo de la coalición provocó la muerte de al menos 15 civiles y heridas a otros ocho en la provincia de Taiz, en el suroeste del Yemen.

Arabia Saudí y sus ocho aliados árabes han justificado su ofensiva en la necesidad de defender la legitimidad del presidente yemení Abdo Rabu Mansur Hadi, en la supuesta amenaza que suponían los hutíes para Arabia Saudí y en el peligro de que Irán extendiera su influencia en la región a través de estos rebeldes. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario