Según la doctrina católica, el aborto es un pecado que sólo lo puede absolver un obispo o el pontífice.
Descargar el Audio