Propuestas extremistas piden esterilizar o quitar el voto a minorías en India

Las propuestas de partidos extremistas hindúes de esterilizar cristianos o suprimir el voto para musulmanes generaron hoy el rechazo de estas comunidades en la India, ambas en minoría pero con millones de fieles en el segundo país más poblado del mundo.

Propuestas extremistas piden esterilizar o quitar el voto a minorías en India

“La población de musulmanes y católicos está creciendo día a día. Para controlar esto, el Gobierno tendría que imponer una emergencia y tendrían que ser forzados a someterse a la esterilización”, dijo el vicepresidente del partido nacionalista Hindu Mahasabha, Sadhvi Deva Thakur, en declaraciones recogidas por la agencia local PTI.

El portavoz de la Archidiócesis de Delhi, Savarithu Shenkar, declaró a Efe que esta formación “se olvida de que vivimos en un país democrático, en el que este tipo de pensamiento no tiene cabida en los valores de una democracia como es la India”.

“Además, se deberían de estudiar las estadísticas, porque puede que el número de musulmanes aumente en el país, pero no pasa lo mismo con el de cristianos, que según los últimos datos más bien se está reduciendo”, afirmó este portavoz de la Iglesia católica.

El analista en materia religiosa Sudhir Kakar aseguró a Efe que “estas propuestas estúpidas son propias de organizaciones cada vez más irrelevantes, sin ningún crédito, que lo único que generan son polémicas innecesarias”.

Un artículo en una publicación de otra de estas organizaciones, Shiv Sena, reclamó “la renovación del derecho al voto de los musulmanes” por considerar que son engañados de forma masiva por determinados partidos y que no tratan en igualdad a la mujer, según recogen medios locales.

Una portavoz de este partido, Neelam Gorhe, matizó a PTI que el editorial se refería solo retirar este derecho a determinados líderes radicales islámicos.

Un portavoz del opositor Partido del Congreso, Abhishek Manu Singhvi, declaró al canal de televisión indio NDTV que “es desagradable oír tales comentarios. Estamos viviendo en un país democrático, no en ningún estado talibán”.

“Los comentarios son desafortunados y van contra la ley”, manifestó a esta cadena un representante del Consejo Musulmán de Derecho Personal de la India, Kamal Farooqui.

El primer ministro indio, Narendra Modi, del nacionalista hindú BJP, declaró en febrero que su Gobierno “no permitirá que ningún grupo religioso, perteneciente a la mayoría o a una minoría, incite al odio contra otros, abiertamente o de manera encubierta”.

Las últimas estadísticas del Gobierno indio, de 2011, reflejan que más del 80 % de la población, unos 827 millones de personas, es hindú; el 13,4 % musulmana, 138; un 2,3 % cristiana, 24; y el 1,9 % sij, cerca de 19 millones. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario