Segundo avión de Cruz Roja aterriza en Saná

Un segundo avión cargado con 37.000 kilogramos de ayuda humanitaria aterrizó hoy en Saná, un día después de la llegada del primer material de primera necesidad a bordo de dos aparatos fletados por Cruz Roja y UNICEF.

Segundo avión de Cruz Roja aterriza en Saná

“Hemos recibido 37 toneladas de ayuda, un poco más de 32 son de asistencia médica y el resto es agua, material sanitario y generadores”, dijo a Efe sobre la pista del aeropuerto de Adén, Cedric Schweizer, que dirige al equipo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Yemen.

Schweizer, que subrayó la “gran dificultad” de trabajar en un país “en el que hay varias conflictos”, dijo que su organización ha recibido garantías de todas las partes implicadas para poder tener acceso a todos los lugares del país para entregar la ayuda.

“Tienen que respetar al personal humanitario. Tres voluntarios de la Cruz Roja Yemení murieron la semana pasada mientras hacían su trabajo evacuando a heridos en Adén”, la ciudad más castigada por los combates y los bombardeos, pidió el responsable.

Mientras los trabajadores del CICR sacan del avión todo el material, alrededor de 300 ciudadanos rusos y tayikos, esperan la llegada de otros dos aparatos para su evacuación.

La afluencia de ayuda humanitaria para atender a los miles de heridos y personas necesitadas no comenzó hasta mediados de esta semana, después de largas negociaciones con las distintas partes implicadas en la lucha y de superar importantes dificultades logísticas.

En el aeropuerto son claramente visibles las señales de los bombardeos aéreos de la coalición árabe encabezada por Arabia Saudí contra los rebeldes hutíes, que lo controla al igual que el resto de la capital.

Un avión militar de carga y varios helicópteros yacen calcinados en sus instalaciones, que anoche fueron de nuevo blanco de los bombardeos.

El pasado 26 de marzo, Riad y sus aliados regionales declararon la guerra a los hutíes, para intentar frenar su avance hacia la ciudad meridional de Adén, donde el presidente Abdo Rabu Mansur Hadi había establecido su sede provisional tras huir de Saná, que cayó en manos rebeldes el pasado septiembre.

Ningún Comentario

Deja un comentario