Empresario acusado de fraude provoca matanza en Palacio de Justicia de Milán

En medio de la audiencia, Claudio Giardiello sacó un arma de fuego y disparó contra varios de los presentes, asesinando al juez, a su abogado y a una tercera persona, en tanto una cuarta también murió pero en circunstancias que aún se desconocen.

Empresario acusado de fraude provoca matanza en Palacio de Justicia de Milán

Las autoridades italianas evacuaron el edificio en busca del autor de los disparos, Claudio Giardiello, ya que en principio se creyó que permanecía en el interior del Palacio de Justicia. Sin embargo, fue detenido por agentes del cuerpo de Carabineros en el municipio de Vimercate, próximo a la capital lombarda.

La captura de Giardiello fue confirmada por el ministro italiano del Interior, Angelino Alfano.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, brindó una conferencia de prensa donde admitió que hubo “fallos” de seguridad en el Palacio de Justicia que permitieron que una persona introdujera el arma.

“La claridad debe hacerse de forma ejemplar. Hay que ver quién fue el responsable de permitir que se haya podido introducir un arma en el tribunal”, declaró el jefe del Gobierno en la primera reacción oficial sobre el suceso.

El diario La Repubblica informó que el detector de metales instalado en la entrada no funcionaba.

Sobre las circunstancias en las que se desarrolló el incidente, Renzi afirmó que lo ocurrido “es imposible e impensable”, según informó la agencia de noticias EFE.

 

Dijo, asimismo, que ahora es el “momento de las condolencias”, pero también la hora de aclarar “cómo ha sido posible” que el presunto asesino disparara dentro del Palacio de Justicia.

Por su parte, el presidente del Tribunal de Apelación de Milán, Giovanni Canzio, reveló que una de las víctimas “es el juez Fernando Ciampi, de la sección de quiebras empresariales”.

El suceso comenzó en torno a las 11 (6 de Argentina) en el interior del complejo judicial.

Según el mismo diario La Repubblica, Giardello, de 57 años, se encontraba sentado entre el público de una sala durante el interrogatorio de la Fiscalía a un testigo y durante la vista, el tirador se levantó y comenzó a disparar.

El abogado Lorenzo Alberto Claris Appiani, quien había renunciado a representar a Giardello, fue uno de los fallecidos tras ser alcanzado con un disparo en el corazón.

Los medios italianos también confirmaron la muerte en el lugar de Giorgio Erba, otro acusado junto a Giardello, en tanto otras dos personas resultaron heridas, entre ellas un sobrino de Erba.

Erba llegó con vida al hospital Policlínico de Milán, pero finalmente pereció en el quirófano a causa de las graves heridas sufridas, según confirmaron fuentes del establecimiento sanitario.

El juez Ciampi, en cambio, logró abandonar la sala pero el agresor lo persiguió y logró asesinarlo en su propio despacho, informó la agencia de noticias Europa Press.

Las autoridades judiciales confirmaron también un cuarto fallecido en el interior del tribunal, aunque tratan de esclarecer las circunstancias de su muerte.

El diario Corriere della Sera aseguró que esta cuarta víctima fue hallada en unas escaleras sin heridas de bala y arriesgó como posible hipótesis del fallecimiento un ataque al corazón. /Télam

Ningún Comentario

Deja un comentario