La aviación del régimen sirio ha realizado desde principios del mes de abril un total de 1.242 bombardeos en el país, que han causado la muerte a 140 civiles y a 53 rebeldes, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.


De los bombardeos, 716 fueron efectuados por helicópteros militares, que lanzaron barriles de explosivos en las provincias de Damasco, Rif Damasco, Alepo, Homs, Hama, Latakia, Idleb, Deraa, Deir el Zur, Al Hasaka y Al Quneitra.

Los cazas bombardearon con misiles entre el 1 de abril y hasta hoy, en al menos 526 ocasiones, nueve regiones, las mismas antes citadas con excepción de Homs y Latakia.

Estos ataques aéreos causaron la muerte a 140 civiles, entre ellos 43 menores de edad, 27 mujeres y 70 hombres, y heridas a otros mil, así como grandes destrozos materiales.

También, 53 combatientes de distintos grupos rebeldes e islamistas, incluidos miembros del Frente al Nusra -la filial siria de Al Qaeda- y del Estado Islámico (EI), perdieron la vida por estos bombardeos.

Siria es desde hace cuatro años escenario de un conflicto que ha causado unos 220.000 muertos, según los últimos datos de Naciones Unidas. EFE