Ginóbili asegura que no regresaría a la selección

El escolta argentino Emanuel Ginóbili confirmó que no estará presente en el Preolímpico de baloncesto de Monterrey y aseguró que son ínfimas las posibilidades que vuelva a vestir la casaca albiceleste en lo que resta de su carrera.

Ginóbili asegura que no regresaría a la selección

“Yo en mi cabeza había dado por cerrado ese capítulo. Porque, bueno, no pude jugar el Mundial, lamenté no haber podido estar, pero después dije aquello del 98% (lo de su retiro), que supongo que de ahí habrá surgido el hecho de que la gente se ilusione”, dijo el bahiense de 38 años en una entrevista con el diario La Nación.

“Me encantaría mantener ese sueño vivo de jugar un Juego Olímpico, pero la realidad es que es ínfima la chance, porque ya no me da el cuero. Cada día, para cada partido, tengo que hacer un montón de cosas para llegar a la cancha, me duele todo.. Ya la competencia y el día a día perdió un poco el significado y si bien sigo apasionado cuando estoy adentro de la cancha, el básquet ya no es lo primero en mi lista de prioridades”, añadió Ginóbili.

El abanderado de la Generación que fue subcampeón mundial en Indianápolis 2002 y que ganó la medalla de oro olímpica en Atenas 2004 expresó: “La selección es para pasarla bien, para dar todo lo que tenés y hoy por hoy no estoy en condiciones de hacer eso. La verdad es que me sorprendió que lo tenga que aclarar, pero sin duda que en Monterrey no voy a estar. Yo no tuve dudas en eso, pero está claro que dejé la puerta abierta inconscientemente”.

Por su parte, de cara a la definición de la NBA que disputará con los San Antonio Spurs, el argentino sostuvo: “Los playoffs son una historia distinta, totalmente nueva, no significa nada de lo que hiciste antes. Seguro que vamos a empezar con desventaja deportiva, hasta incluso, no sería descabellado quedar afuera. Todos somos optimistas y creemos que podemos llegar lejos, pero también se puede quedar eliminado enseguida y ahí no hay tiempo de nada”.

“Hay un poco de madurez y uno piensa: tengo casi 38 años, sigo jugando en un equipo de élite; es una situación inmejorable. Y empiezo a aceptar que no puedo jugar como en 2008 o similar, pero eso no quita que pueda disfrutar el día”, agregó con respecto a su situación personal.

El argentino, dueño de un temperamento especial, sostuvo que está trabajando para manejar sus broncas y desesperación dentro del rectángulo de juego y que ha encontrado una mayor tranquilidad y serenidad.

“Estos 13 años en San Antonio serán imborrables. Y voy a quedar ligado a la ciudad de por vida. Pero el tema familia, afecto, amigos, hace que Bahía Blanca tire mucho todavía. Vamos a ver qué pasa más adelante”, finalizó sobre su futuro luego del retiro. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario