Condenas de 25 y 15 años para dos hombres que mantuvieron cautiva por 37 días a una adolescente

El agente fiscal de la Unidad Zonal de Itá, Humberto Houdin logró la condena de 25 y 15 años para Juan Antonio Cáceres Lezcano y Rafael Colmán Villasanti, respectivamente. El Tribunal de Sentencia presidido por el juez Óscar Rodríguez Masi, junto a los miembros, las juezas, Dina Marchuk y Leticia de Gásperi, los halló culpables de varios hechos punibles que afectaron a una adolescente de 17 años. El más grave cometido por Cáceres fue el homicidio doloso en grado de tentativa, mientras el de Colmán fue el abuso sexual.

Condenas de 25 y 15 años para dos hombres que mantuvieron cautiva por 37 días a una adolescente
El representante del Ministerio Público acusó a los sospechosos, por los delitos de homicidio doloso en grado de tentativa, lesión grave, privación ilegítima de libertad, violación, coacción sexual, abuso sexual en persona indefensa y violación de la patria potestad. El hecho se produjo en el año 2009.
Según se probó durante el juicio oral y público, la víctima fue llevada de las inmediaciones de la laguna ubicada en el centro de la ciudad de Itá, donde había concurrido para hacer una caminata. En un momento dado, Juan Antonio se acercó a ella y la amenazó con un cuchillo.
La adolescente fue llevada a un monte donde fue sometida sexualmente, torturada física y psicológicamente, y amenazada de muerte si intentaba escapar.
Después, se trasladaron hasta una olería semi abandonada donde trabajaba Colmán. Allí, los dos hombres le causaron graves quemaduras en el cuerpo, además de mantenerla en estado de inanición, debido a que no recibía alimentos y era permanentemente intoxicada con alcohol para evitar que intentara escapar.
Tras 37 días de cautiverio, la víctima logró huir cuando Cáceres, en estado de ebriedad, la amenazó con matarla y le causó un corte en el parpado.
Una mujer le ayudó a comunicarse con sus familiares, quienes habían denunciado su desaparición. Agentes de la Comisaría 12ª Central lograron la aprehensión de los sospechosos.
La adolescente fue asistida por profesionales del Centro de Atención a Víctimas del Ministerio Público. Actualmente recibe tratamiento psicológico para sobrellevar el trauma causado por lo ocurrido.

Ningún Comentario

Deja un comentario