La hija de Paul Walker se encuentra ‘muy bien’ año y medio después de la muerte del actor

La joven Meadow vive ahora con su madre, Rebecca Soteros, y está muy centrada en sus estudios

Meadow, hija del actor Paul Walker, fallecido en un accidente de coche en noviembre de 2013, tenía solo 15 años cuando su padre murió, pero desde entonces ha ido recobrando la normalidad en su día a día. Lo que le llevó entre otras cosas a mudarse del domicilio de su abuela paterna, Cheryl Walker, a la casa de su madre, Rebecca Soteros.

“Se encuentra muy bien. Está muy centrada en su educación y pasa mucho tiempo con sus amigos. Eso le hace feliz”, cuenta a la revista People el actor Tyrese Gibson, compañero de Paul en ‘Fast and Furious 7’.

Tras la muerte de Paul, sus hermanos Cody y Caleb ayudaron a completar la última película de la franquicia, lo que les convirtió a ojos de Tyrese en unos “héroes”.

“No debe haber sido muy fácil para ellos, sustituir a su hermano, que acababa de morir… Tengo un nuevo grupo de héroes tras participar en este proyecto. Es como la mejor despedida que hayas visto nunca”, afirmó.

Y la sensación de felicidad parece compartida por el propio Cody, quien está encantado con el resultado final del filme.

“Estoy muy feliz. Paul estaría muy orgulloso. Yo ya conocía a parte del reparto desde hace 15 años pero nunca a este nivel. He triplicado mi familia en el último año”, contaba Cody a la misma publicación.

Ningún Comentario

Deja un comentario