Disturbios en varias protestas contra el islamismo en Australia

Centenares de ciudadanos se manifestaron hoy “en defensa de la identidad australiana” y contra una supuesta islamización del país, en varias movilizaciones que acabaron en enfrentamientos con activistas antirracistas.

Disturbios en varias protestas contra el islamismo en Australia

El colectivo Recuperar Australia organizó las protestas en una docena de ciudades en las que los manifestantes ondearon banderas australianas y mostraron carteles con eslóganes como “no al Islam, no a la sharia, no al halal”.

Los organizadores negaron que la protesta fuera contra los musulmanes e insistieron en que esta se limitaba a ir en contra del extremismo islamista.

“No estamos en contra de ninguna raza o religión en particular. Estamos en contra de los extremistas de una religión en particular”, dijo uno de los convocantes, John Oliver, a la cadena ABC.

Las protestas provocaron contramanifestaciones de activistas antirracistas que acusaron a Recuperar Australia de ser antimusulmán.

“Esto es claramente un ataque a los musulmanes y a la comunidad musulmana de este país. Todo es sobre la comida halal, la ley islámica, prohibir el burka”, dijo a la misma televisión Clare Fester, organizadora de la contramanifestación en Sídney.

Manifestantes de los dos grupos se increparon y en algunos casos llegaron a enfrentarse, lo que llevó a la Policía a intervenir para separarlos.

En Sídney unas 500 personas se concentraron cerca de la cafetería en la que en diciembre tuvo lugar el asalto con rehenes perpetrado por un hombre que dijo actuar inspirado por el Estado Islámico y que acabó con 3 muertos, incluido el secuestrador.

En Melbourne, policías a caballo tuvieron que interponerse entre los dos grupos después que hubiera forcejeos e intercambio de insultos.

También hubo concentraciones en Brisbane, Adelaida, Perth y Hobart, donde un hombre que participaba en la marcha de Recuperar Australia fue detenido y acusado de asalto después de que él y su grupo se enfrentaran a defensores del multiculturalismo. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario