Tortona, el barrio de Milán que encandila al mundo de la moda y del arte

El barrio milanés de Tortona, conocido por su pasado de área industrial, se ha convertido en los últimos años en una de las zonas más interesantes de la ciudad al haber encandilado al mundo de la moda, del diseño y de la cultura.

Tortona, el barrio de Milán que encandila al mundo de la moda y del arte


El último aliciente de este barrio es el Museo de las Culturas (MUDEC), un majestuoso ejemplo de la arquitectura contemporáneo-industrial, que ha hecho revivir el complejo de fábricas de la compañía Ansaldo.

Hasta hace poco Tortona, el área comprendida entre la calle que le da el nombre al barrio, Via Savona y Via Stendhal y otras aledañas, era el recuerdo de un pasado glorioso de la manufactura e industria lombardas, pero que con el traslado a otras sedes se había convertido en una zona fantasma.

Las iniciativas de arquitectos y diseñadores de interior que vieron en estas fábricas y almacenes espacios con un alto potencial para sus proyectos han convertido al barrio en un referente del arte contemporáneo y de la moda y se organizan numerosas iniciativas, exposiciones y concurridas citas.

Entre ellas acontecimientos como la Semana del Diseño, el “TemporaryArt”, evento durante la semana del arte contemporáneo de la ciudad, o el “FuoriSalone”, iniciativa durante la Feria internacional del Mueble.

El sabor contemporáneo a la vez que pintoresco del barrio ha hecho que la marca italiana Diesel tenga en él sede, en la esquina entre Via Savona y Sthendal,

Al igual que Ermenegildo Zegna, que en Via Savona confió en el proyecto de los arquitectos Antonio Citterio y Patricia Viel para convertir la antigua acería Rivera Calzoni, de 8.000 metros cuadrados, en un edificio rompedor que combina cristal y madera y sorprende con su jardín de inspiración Zen a tamaño natural colocado en su gran escaparate.

Zegna ha elegido así salir del circuito tradicional de la moda de Milán, ya que en el edificio se celebran los desfiles de la marca durante la semana de la Moda Hombre.

Una elección que también ha tomado el “Rey” de la moda italiana, Giorgio Armani, en la aledaña Via Bergonone, donde ha realizado su sueño el “Teatro Armani” recuperando la exfábrica Nestlé, de 3.400 metros cuadrados con una estética metropolitana y minimalista, y convirtiéndola no sólo en su sede para sus desfiles sino también en lugar de eventos y exposiciones como la “International Design week”.

Armani encargo su proyecto al arquitecto japonés Tadao Ando, que ha realizado una estructura caracterizada por la simplicidad y pureza en el diseño y basada en tres elementos: cemento, agua y luz.

El verdadero teatro es un espacio multifuncional donde se organizan pasarelas, exposiciones y conciertos y cuya luz proviene de un tragaluz central en el techo abovedado, que crea sugestivos efectos con graduaciones cromáticas.

También en Tortona, Armani tiene previsto inaugurar su “silos”, una nueva estructura aledaña en la que se autohomenajeará con un museo de toda su trayectoria.

Las pasarelas y exposiciones que convocan a importantes personalidades y artistas han atraído también al sector hotelero a la zona, por lo que existen exclusivos hoteles, pero sobre de diseño, como el “Nhow” de via Tortona 35 o el “Magna Pars”, en la via Forcella, dos joyas de la arquitectura contemporánea y que además animan la noche con sus zonas de restaurantes y aperitivos.

En la exsede de la General Electric, frente al Museo de las Culturas, se sitúa el Superstudiopiù, el verdadero corazón de los eventos relacionados con el diseño, donde, en sus espacios, exponen los artistas y marcas llegadas de todo el mundo.

Algunos metros más adelante se encuentra la Officina Creativa Ansaldo, otro espacio recuperado, patrocinado por el Ayuntamiento de Milán, y dedicado a la creatividad de todas las artes: cine, literatura, diseño y que ofrece todo tipo de espectáculos y exposiciones.

Por ello, han elegido este barrio para abrir sus sedes italianas la “Design Library”, con sede en Shanghai (China) y Estambul (Turquía), y que está especializada en libros sobre arte contemporáneo y es además lugar de exposiciones y eventos, así como la “Libreria 121”, que además de dar espacio a la lectura son frecuentados lugares de encuentro para tomar un café.

Las mejores tiendas y los estudios de los nuevos artistas siguen además conviviendo con los pequeños laboratorios artesanales de un tiempo, lo que da aún más encanto al ya llamado “barrio del diseño” italiano. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario