Ignacio Ibarra, un “visionario” para atraer inversores españoles a Paraguay

El aragonés Ignacio Ibarra, responsable en Sudamérica de la multinacional japonesa Fujikura, y para muchos un “visionario”, se estrena como presidente de la Cámara de Comercio de España en Paraguay dispuesto a impulsar la inversión española en un país que, aseguró a Efe, vive el mejor de sus momentos

Ignacio Ibarra, un “visionario” para atraer inversores españoles a Paraguay

“No es que Paraguay sea el país de moda, cada país tiene su momento, y este es el momento de Paraguay“, sentenció Ibarra, que dirige la planta de cableado para automóviles de Fujikura en Ciudad del Este, la segunda urbe paraguaya.

Nacido en 1951 en la ciudad de Calatayud, Ibarra, elegido esta semana presidente de la Cámara, se apoya en los datos de una nación que, según los indicadores, va pisando un crecimiento promedio del 5%, muy por encima del resto de la región.

Cuenta además con una moneda fuerte y la población más joven de América Latina: el 75% de sus más de 6 millones de habitantes tiene menos de 39 años.

“Para este año el crecimiento será del 4,5% y no lo digo yo, lo dice el Fondo Monetario Internacional”, observó Ibarra.

A ese panorama, Ibarra añade un “costo de inversión razonable, mucho más barato que en España”, además de “una tasa impositiva claramente baja”.

A ello se añade su ventajosa pertenencia al Mercosur, el bloque regional que aglutina a más de 150 millones de consumidores.

Pese a estas cifras, en 2011, cuando Fujikura se instaló en Ciudad del Este de la mano de Ibarra, apostar por el sector de la industria en un tejido económico dominado por las exportaciones agrícolas y ganaderas, era casi nadar contra la corriente.

“Me decían que estaba loco, que si la corrupción, que si una mano de obra poco cualificada… Pero detrás de nosotros han venido cuatro grandes compañías de cableado del mundo”, señaló.

Y para muestra un botón: desde que comenzó a funcionar en Ciudad del Este, hace tres años, la planta fabrica un porcentaje importante de los cables que monta Volkswagen en sus cinco fábricas de Brasil.

“En estos tres años hemos exportado casi 8 millones de cableados y hemos crecido un 80% cada año en producción y personal. Este año teníamos previsto crecer un 70%, pero la crisis de Brasil nos sitúa en un crecimiento del 40 %, que no está mal tampoco”, expuso.

Su trayectoria en Ciudad del Este le ha hecho ganarse el reconocimiento de importantes referentes económicos paraguayos como el ministro de Hacienda, Santiago Peña, quien este mes le tildó de “visionario” por su trabajo al frente de la planta.

Antes de recalar en Fujikura, Ibarra pasó diez años en América Latina con la multinacional eléctrica Unión Fenosa, donde acabó como director de desarrollo de negocios, con base en Miami.

Desde ese puesto recorrió Uruguay, Argentina, Chile, Paraguay, Panamá, República Dominicana, Guatemala y otros países del área.

Su bagaje de trotamundos le dota de una experiencia que ahora, desde la presidencia de la Cámara, quiere trasladar a los emprendedores españoles que se aventuren a hacer negocios en la nación guaraní.

“Soy un español de formación jesuita que trabajo en Paraguay como presidente de una empresa japonesa. Y veo que la presencia española es importante en Paraguay, y quiero contribuir a que sea más grande. Afán de servicio: eso es lo que me mueve”, dijo.

Ibarra no sabe cuánto durará su etapa como presidente de la Cámara, pero sí tiene claro que la palabra “jubilación” no entra en su vocabulario.

“Yo soy como mi padre, un empresario que murió a los 86 años y que se jubiló a los 84, pero a regañadientes”, anotó.

Ibarra sustituye a Raúl Reynoso, director general de Prosegur en Paraguay y presidente en funciones de la Cámara tras la baja de Benito Barrera por motivos de salud.EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario