“The Witcher 3”: un videojuego hecho con “mucho amor” por piratas rebeldes

El videojuego de rol y fantasía “The Witcher 3: Wild Hunt” pretende hacer mella en la industria del ocio interactivo y ha sido desarrollado con “mucho amor” por un equipo de “piratas” y “rebeldes” que aspiran a la excelencia.

“The Witcher 3”: un videojuego hecho con “mucho amor” por piratas rebeldes

En “The Witcher 3”, el brujo Geralt de Rivia habrá de emprender una lucha encarnizada contra monstruos salvajes en un mundo abierto y complejo -diseñado para jugadores maduros- en el que habrá violencia, lucha y sexo, pero también conflicto interior, tristeza y felicidad, explicó en una entrevista con Efe el diseñador del estudio CD Projekt, Damien Monnier.

“El que ‘Game of Thrones’ haya sido tan exitosa muestra que hay un mercado para toda aquella gente que jugaba a ‘Calabozos y Dragones’ hace décadas pero ahora es adulta y necesita algo más que la pelea y los dragones, necesita que la tomen en serio y que le muestren las luchas con las que tienen que lidiar siendo mayores. En cierto punto ‘The Witcher’ es como ‘Game of Thrones'”, según Monnier.

La libertad ha guiado el trabajo de las 250 personas de CD Projeckt implicadas directamente en el desarrollo de la última entrega de esta saga de fantasía épica.

“Cada departamento ha tenido carta blanca para hacer lo que no había sido posible hasta la fecha porque no había tenido tiempo o porque la tecnología lo había impedido. Realmente puedes sentir en el juego que cada uno ha dado lo mejor de sí mismo. (…) Mucha gente especial ha puesto mucho amor en el juego”, ha sostenido.

Ponerse en la piel de Geralt de Rivia no es asunto sencillo: para el “desafío nada fácil” de encontrar y dar caza a “criaturas enormes”, el jugador tendrá que pensar y “prepararse”.

La mitología eslava ha servido de inspiración para el nuevo “The Witcher”, en el que el protagonista está buscando a Ciri, una especie de hija adoptada.

En función de las decisiones tomadas se puede acceder a uno de sus 35 finales diferentes.

“The Witcher 3: Wild Hunt”, que fue elegido por el Fun & Serious Game Festival como el juego más esperado de 2015, pretende “ayudar a cambiar algunas cosas en la industria” con su filosofía.

La primera es que hay espacio para buenos títulos para un único jugador que carezcan de modalidad de juego en línea.

La segunda es que CD Projekt no cobrará por los contenidos descargables que vaya publicando tras el lanzamiento de “The Witcher 3”.

Y, por último, el videojuego irá sin protección contra la piratería (DRM): “Si quieres copiar el juego, adelante. Creemos que la mejor forma de evitarlo es no impedirlo. Hemos puesto mucho valor en él, somos honestos con la gente y le pedimos unos dólares a cambio de 200 horas de experiencia”.

Además, CD Projekt ha autoeditado el videojuego, aunque cuenta con distribuidores del mismo.

“Hemos desarrollado el juego que nos gustaría jugar, el juego que sólo llegará a las tiendas cuando esté listo -hemos necesitado atrasar la fecha de lanzamiento en varias ocasiones-. (…) Somos rebeldes, trabajar en el estudio CD Projekt es como hacerlo en un barco pirata”, señaló a Efe Monnier.

El título se lanzará el próximo 19 de mayo en todo el mundo para PC, Xbox One y PlayStation 4. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario