Líderes políticos y empresariales de Latinoamérica, el Caribe y Corea del Sur culminaron hoy en Busán la Cumbre de Negocios con el propósito de expandir las oportunidades comerciales y trabajar en pos de nuevos tratados de libre comercio con la región, donde ya hay vigentes dos con Chile y Perú.

En la intervención en el foro, creado en 2007, Hyunghwan Joo, viceministro de Estrategia y Finanzas de Corea, remarcó que aunque las relaciones entre ambas partes son sólidas y han registrado un crecimiento notable en los últimos años deben ampliarse.

“Los vínculos están muy concentrados en unos pocos sectores, como el automovilístico o manufacturero; y unos pocos países, como México, Brasil o Chile. Debemos expandir nuestra presencia a otros ámbitos”, dijo Joo.

Uno de los aspectos donde se puede avanzar, apuntó al alto funcionario coreano, es la negociación de más tratados comerciales con la región.

Actualmente, están vigentes acuerdos con Chile y Perú, se espera que en 2015 empiece a funcionar el recientemente acordado con Colombia; y se encuentran bajo consideración tratados similares con México, Centroamérica y Mercosur.

Como asistente a uno de los paneles, el ministro de Comercio de Costa Rica, Alexander Mora, comentó que después de unos años de creciente integración comercial “el desafío de futuro es profundizar los lazos en un mundo cada vez más globalizado”.

En este sentido, y además del pujante comercio bilateral que ha registrado una tasa de crecimiento anual del 17 % desde 1990; la otra clave es ahondar en las inversiones, especialmente las procedentes del país asiático, que han registrado más de 10.300 millones desde 2003.

Precisamente, el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, fue el primero en resaltar las ventajas de las inversiones surcoreanas en la región.

“Su presencia no solo se traslada en puestos de trabajos manufactureros bien remunerados, también expande y moderniza nuestra capacidad industrial y permite que muchas pequeñas empresas se vuelvan parte de las dinámicas cadenas de valor global al producir algunos de los productos más complejos e innovadores”, afirmó.

La cita empresarial se produce en el marco de la reunión anual del BID que se desarrolla del 26 al 29 de marzo en la ciudad surcoreana de Busán, la segunda del país; y en la que se ha hecho hincapié en la importancia de la implicación del sector privado.

Por un lado, los funcionarios de alto nivel conversaron durante todo el día sobre las lecciones aprendidas durante los últimos años con los obstáculos y oportunidades en torno a temas clave como energía, transporte, y herramientas financieras, entre otros.

En paralelo, el organismo coordinó varias rondas de encuentros cara a cara entre representantes de pequeñas y medianas empresas latinoamericanos y coreanos en el centro de convenciones BEXCO para dar a conocer sus productos y servicios.

Estos encuentros son un caldo de cultivo ideal para que los empresarios de ambas partes puedan contactar de manera directa y sin intermediarios. EFE

FOTOS / Autor: Julio Cesar Rivas

Ningún Comentario

Deja un comentario