El tribunal internacional de Camboya presenta cargos contra otro exJemer Rojo

El tribunal internacional de Camboya presentó hoy cargos de crímenes contra la humanidad contra un ex mando militar del Jemer Rojo acusado de supervisar un centro de ejecución entre 1975 y 1979.

El tribunal internacional de Camboya presenta cargos contra otro exJemer Rojo

El juez de instrucción internacional, Mark Harmon, también imputó a Ta Ann, un mando militar de rango medio, con cargos de asesinato, extermino, persecución por razones políticas y religiosas, encarcelamiento y otros actos inhumanos.

Los cargos fueron impuestos por la responsabilidad del acusado en actos cometidos en el centro de ejecución de Kok Pring, y en las prisiones de Tuol Beng y Wat Au Trakuon, en el este del país, según un comunicado del tribunal.

El caso de Ta Ann forma parte de la cuarta causa abierta por el tribunal auspiciado por Naciones Unidas contra el Jemer Rojo y en la que también fue acusada a principios de mes con los mismos cargos la excomandante de distrito, Im Chaem.

Chaem fue imputada en rebeldía junto al ex jefe de la Marina, Meas Muth, quien se enfrenta a cargos de homicidio, esclavitud, encarcelamiento, actos inhumanos cometidos contra tailandeses, vietnamitas y otros extranjeros, y crímenes de guerra.

Estas tres imputaciones fueron realizadas después de que el primer ministro de Camboya, Hun Sen, alertase del riesgo de que estalle una nueva guerra civil si el tribunal internacional insiste en abrir nuevas causas contra exdirigentes del Jemer Rojo.

Hun Sen formó parte del Jemer Rojo, pero desertó y se unió a la ofensiva vietnamita que derrocó al régimen de Pol Pot en 1979.

El Gobierno camboyano ha sido acusado en varias ocasiones de obstruir estas nuevas investigaciones, que podrían llevar a la imputación de nuevos mandos militares y cargos intermedios.

La corte auspiciada por Naciones Unidas juzga también a los últimos líderes del régimen, el que fuera número dos de la organización Nuon Chea, de 88 años, y el exjefe de Estado Khieu Samphan, de 83 años.

Ambos fueron condenados a cadena perpetua por crímenes contra la humanidad en la primera parte de su juicio, que continúa con otras acusaciones.

Anteriormente, el tribunal condenó a cadena perpetua al exdirector de la prisión S-21, Keing Guek Eav, alias Duch, responsable de supervisar las torturas y ejecución de al menos más de 12.000 personas.

Unos 1,7 millones de personas murieron entre 1975 y 1979 en Camboya, durante el régimen del Jemer Rojo, a causa de trabajos forzados, enfermedades, hambruna y purgas políticas. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario