Nueva suspensión audiencia por robo de fondos a indígenas

La audiencia pública a tres excargos del Instituto Nacional del Indígena de Paraguay (INDI) y al presidente de una fundación, por supuesto desvío de fondos para comunidades indígenas, fue suspendida hoy por séptima vez, informó a Efe el fiscal Anticorrupción encargado del caso, René Fernández.

Los imputados están acusados de desviar 3.127 millones de guaraníes (unos 700.000 dólares) destinados a cumplir dos sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) en favor de dos comunidades indígenas.

Se trata de Rubén Quesnel, extitular del INDI; Marlene Mendoza, exdirectora administrativa del ente; Ever Otazo, funcionario del INDI, y Óscar Viera, presidente de la Fundación Reforeast Par, que debía canalizar los fondos mediante la entrega de víveres y otros elementos de logística para las comunidades indígenas.

La audiencia fue postergada hoy debido a que la defensa del acusado Ever Otazo presentó una recusación contra la jueza María Gricelda Caballero, encargada del caso, explicó Fernández.

El fiscal aseguró que la recusación supone una “nueva táctica dilatoria para entorpecer los trámites judiciales”.

La fiscalía y la parte querellante, que representa a las comunidades indígenas que iban a ser destinatarias del fondo, solicitarán que se apliquen sanciones disciplinarias contra estas “prácticas dilatorias”.

“Los acusados se están turnando para retrasar el proceso”, expuso Fernández.

Por su parte, el abogado Ireneo Téllez, de la ONG Tierraviva, querellante en el proceso, manifestó a Efe que la “única línea argumental de la defensa son las chicanas (artimañas) jurídicas”, que “evidencian la mala fe” con la que están actuando.

La de este miércoles es la séptima vez que se retrasa la audiencia contra los acusados, después de que el proceso se iniciara en septiembre de 2013, cuando el actual presidente del INDI, Jorge Servín, descubrió el dinero faltante al revisar los saldos financieros de la entidad.

El proceso estuvo en un primer momento a cargo del juez Óscar Delgado, que fue apartado del caso tras compartir en la red social Facebook una noticia sobre la causa.

La audiencia fue pospuesta en una ocasión a petición de la Fiscalía, y en el resto de casos a pedido de la defensa, que argumentó diferentes problemas de salud de los acusados o superposición de audiencias en la misma fecha.

El pasado 11 de marzo, la jueza Caballero resolvió iniciar la audiencia contra los dos acusados que concurrieron ese día al juicio, Óscar Viera y Marlene Mendoza.

La magistrada elevó a juicio oral y público la causa contra Viera, mientras que la defensa de Mendoza presentó una recusación, que fue rechazada después por la Cámara de Apelaciones.

Según la Fiscalía, los imputados se apropiaron del dinero que estaba depositado en dos cuentas del Banco Nacional de Fomento a principios de 2013.

El Estado paraguayo había destinado los casi 700.000 dólares a cumplir con dos sentencias a favor de las comunidades Yakye Axa y Sawhoymaxa, del pueblo énxet, en las que la CorteIDH consideró probada la violación de sus derechos humanos.

Ambas comunidades fueron despojadas de sus tierras ancestrales, que ahora están en manos de ganaderos, y viven al costado de sendas carreteras en el Chaco paraguayo desde hace más de 20 años. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario