París aplicará circulación alterna este lunes por la contaminación ambiental

La alcaldesa de París, la socialista Anne Hidalgo, anunció hoy que la capital de Francia aplicará la circulación alterna de los vehículos con matrículas pares o impares el próximo lunes por los elevados niveles de contaminación ambiental.

“Celebro que el Estado haya aceptado aplicar el lunes la circulación alterna, que pido desde hace días”, anunció en su cuenta de la red social Twitter la alcaldesa de París, que gobierna en coalición con los ecologistas.

Hidalgo se apuntó así una victoria en su pulso con el Gobierno, también socialista, que a través de la ministra de Ecología, Ségolène Royal, se había mostrado inicialmente contrario a la medida.

La titular de Ecología y excandidata presidencial había respondido a la solicitud de Hidalgo diciendo que no quería adoptar una “decisión intempestiva”, al tiempo que atacó al Ayuntamiento al señalar que contra la contaminación tenía que actuar “con más determinación porque hay muchos anuncios y no se ve mucho cambio”.

Pero la presión de la alcaldía de la capital, en vísperas de que mañana se celebre la primera vuelta de las elecciones departamentales en Francia, ha terminado por lograr el beneplácito del Ejecutivo.

“La salud de los parisinos no se negocia. Mantengo mi petición de aplicación de la circulación alterna“, agregó en Twitter Hidalgo, donde recordó que ha solicitado al Estado que simplifique el procedimiento para aplicar esa medida en su municipio.

Los niveles de micropartículas en el aire son hoy de 93 puntos, un nivel que supera el nivel de atención (50 microgramos por metro cúbico de aire), pero no el de alerta (de 80 miligramos por m3). Se espera que la polución siga aumentando hoy para caer ligeramente el domingo y remontar de nuevo el lunes.

El fenómeno de contaminación atmosférica ha hecho que el transporte público en la región parisina puede utilizarse gratuitamente este fin de semana, para incentivar a los ciudadanos a dejar el coche en el garaje.

Metro, autobuses y tranvía seguirán siendo gratuitos el lunes ya que la legislación francesa sobre el aire y el uso racional de la energía obliga a que los transportes públicos no cobren billete cuando se impone la circulación alterna, algo que representa un coste de entre 4 y 6 millones de euros al día en la región de París.

Aunque el Gobierno no ha anunciado aún qué vehículos podrán circular, medios de comunicación locales como “Le Figaro” o “Le Monde” avanzan que se limitará a los que tengan matrícula impar.

También podrán funcionar los vehículos que transporten más de tres personas, las ambulancias, los taxis, los autobuses escolares o los camiones frigoríficos, entre otras excepciones.

Pese a todo, el presidente francés, François Hollande, insistió ayer en que no existe una alerta sanitaria, ya que los hospitales no han detectado una subida relevante de ingresos en los últimos días.

Airparif, el organismo que mide la contaminación en la región parisina, sitúa en 80 microgramos por metro cúbico de aire el nivel de alerta por polución, superado en los últimos días con un récord de 127 microgramos el pasado miércoles.

La última vez que se aplicó esa medida, por los mismos motivos, fue el 17 de marzo del pasado año, con lo que se consiguió reducir la contaminación de partículas finas un 15 y de dióxido de nitrógeno un 20 %.

Un sondeo publicado entonces por la Agencia del Medio Ambiente y la Energía mostró que la imposición de la circulación alterna estuvo justificada para el 59 % de los habitantes del área metropolitana de París. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario