Cuarto día de huelga en Lufthansa afecta a vuelos de largo recorrido y carga

Los pilotos de la aerolínea alemana Lufthansa entraron hoy en su cuarto día consecutivo de huelga, que este sábado afectará principalmente a los vuelos intercontinentales y los de mercancías.

Cuarto día de huelga en Lufthansa afecta a vuelos de largo recorrido y carga

Se estima que, hasta ahora, la campaña de protesta del colectivo profesional ha afectado a unos 220.000 pasajeros, aunque para este sábado la incidencia será previsiblemente algo menos que en los días pasados.

Inicialmente, la compañía había calculado que hoy se cancelarían un 60 por ciento de sus servicios de carga, pero finalmente se suspenderán un 20 por ciento.

Quedarán suspendidos la mayoría de los vuelos de largo recorrido, pero no los trayectos nacionales o europeos ni tampoco los de las filiales de bajo coste Germanwings y Eurowings.

El sindicato Vereinigung Cockpit, que representa a unos 5.400 pilotos de la aerolínea, la primera de Alemania, convocó el pasado lunes esta huelga, la duodécima que secunda ese colectivo profesional en los últimos doce meses.

Es, asimismo, la más larga de las hasta ahora realizadas, pero no se ha producido en el temido caos en los aeropuertos, ya que la dirección de la aerolínea organizó un operativo para que los pasajeros fueran advertidos, vía correo electrónico o mensajes de telefonía móvil, de las suspensiones.

Asimismo se organizaron distintas modalidades de alternativas, desde el reembolso de los pasajes a cambios gratuitos de fecha o trayecto, así como recolocación en trayectos equivalentes de otras compañías o en ferrocarril en los vuelos nacionales.

La compañía quiere que se modifique la ley prevista para los convenios colectivos en las empresas y ha propuesto una regulación especial para la infraestructura del transporte.

Tanto desde la dirección de la aerolínea, como desde el estamento político y la opinión pública alemana se ha calificado de desproporcionada la campaña de huelgas de los pilotos.

En el trasfondo del colectivo profesional se mueven tanto las reivindicaciones respecto al mantenimiento de su sistema de jubilaciones anticipadas como los temores por los planes de reestructuración de Lufthansa, que darán más peso a las filiales de bajo coste en detrimento de la matriz.

Durante esta semana, las acciones de los pilotos obligaron a cancelar la mitad de los vuelos de corto y medio recorrido -en miércoles y el viernes, lo que supuso unos 750 vuelos cada uno de esos días- y una proporción parecida en los intercontinentales -el jueves, además de este sábado.

Lufthansa y los pilotos negocian desde hace un año el convenio colectivo sin haber llegado todavía a un acuerdo en el sistema de jubilaciones anticipadas, que hasta ahora pagaba por completo la empresa a los miembros del colectivo.

La mayor compañía aérea de Alemania quiere retrasar la edad de jubilación anticipada para las nuevas contrataciones y no quiere asumir la totalidad de sus costes. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario