Domésticas: “Prevaleció el derecho a tener una empleada que una vida digna”

El proyecto de ley “del trabajo doméstico” define el salario de las empleadas en el 60 % del salario base, es decir, Gs 1.094.443 y permite trabajar en esas tareas a partir de los 16 años, dos puntos que rechazan las asociaciones del gremio, formado por unas 220.000 trabajadoras.

Domésticas: “Prevaleció el derecho a tener una empleada que una vida digna”

Las representantes de las empleadas domésticas dijeron que en Paraguay prevalece el derecho a tener empleada doméstica sobre el derecho de las trabajadoras a tener una vida digna, después de que la Cámara de Diputados estableciera su sueldo en un 60 % del salario mínimo.

Las trabajadoras domésticas demandan igualar su sueldo al salario base que cobran el resto de trabajadores y elevar la edad mínima a 18 años.

Los legisladores pudieron escoger entre el texto que finalmente se aprobó, que había sido sancionado por el Senado sin consenso con las trabajadoras domésticas representadas en tres asociaciones, y un texto alternativo propuesto por las comisiones de la Cámara de Diputados que igualaba su salario al mínimo interprofesional.

Las tres organizaciones que llegaron a ese consenso con la Cámara baja dijeron que la decisión de hoy muestra “cuán poco valoran el esfuerzo” de las 200.000 mujeres los congresistas.

Los diputados escogieron el texto del Senado, asegurando que otorgar el salario mínimo a las trabajadoras domésticas “sería populista”.

“Lo hicieron sin pensar en que también somos gente, también tenemos niñas y niños, y también tenemos derecho a vivir dignamente”, manifestaron desde la Asociación de Empleadas Domésticas del Paraguay (Adesp), el Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay (Sintradop) y el Sindicato de Trabajadoras Domésticas y Afines de Itapúa (Sintradi).

“Salimos indignadas con una Cámara de Diputados que no ha sido capaz de votar a favor de la igualdad; indignadas con personas que nos dijeron que iban a votar por garantizar la dignidad para nuestro trabajo y después votaron en contra”, añadieron.

“Nosotras vamos a persistir, a continuar trabajando, y sabemos que alguna vez lograremos que el Paraguay sea más justo y tenga una ley del trabajo doméstico plenamente igualitaria”, declararon / EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario