UE mayor importadora de productos de áreas desforestadas ilegalmente

La Unión Europea (UE) es la mayor importadora en cuanto al valor, no por cantidades, de productos como aceite de palma, carne o soja producidos en terrenos desforestados ilegalmente, según un estudio publicado hoy por la ONG Fern.

UE mayor importadora de productos de áreas desforestadas ilegalmente

El estudio “Bienes robados: la complicidad de la UE en la desforestación tropical ilegal” señala que en 2012 la Unión Europea importó cantidades equivalentes a unos 6.000 millones de euros (6.300 millones de dólares) de soja, carne, cuero y aceite de palma originados en terrenos despejados ilegalmente de los bosques situados en los bosques tropicales.

Esto, según los cálculos de la ONG, supone cerca de una cuarta parte del total del comercio mundial de estos productos.

“La demanda de bienes producidos en bosques amenazados se ve impulsada por una serie de políticas de la UE, tales como la agricultura, el comercio y la energía”, afirmó Saskia Ozinga, miembro de Fern, en un comunicado.

“Necesitamos con urgencia un plan de acción para hacer estas políticas coherentes, de modo que se reduzca su consumo en la UE y para asegurarnos de que sólo se importan mercancías de producción legal y sostenible”, añadió.

En concreto, Fern señala que el 27 % de la soja producida ilegalmente en estas zonas que antes ocupaban bosques tropicales es exportada a la UE, un 18 % del aceite de palma, un 15 % de la carne y un 31 % del cuero.

La ONG calcula, además, que unas 2,4 millones de hectáreas fueron desforestadas ilegalmente entre 2000 y 2012 para producir estos productos que fueron a parar a la Unión Europea, lo que equivale a una extensión equivalente a la de un campo de fútbol cada dos minutos.

Entre todos los socios de la Unión, los países que se sitúan a la cabeza en cuanto a importación de estos productos son Holanda, Reino Unido, Alemania, Italia y Francia, a los que la ONG considera “colectivamente responsables de las tres cuartas partes en cuanto a áreas de bosque destruidas”.

Los productos enviados a cada país varían notablemente, indica el documento, que señala que Holanda es, “con mucho, el destino más importante de Europa para estas exportaciones”, recibe un tercio de las importaciones comunitarias de aceite de palma producido en zonas desforestadas de forma ilegal, un producto que también es muy consumido en Alemania.

Italia, por su parte, recibe principalmente cuero, Francia importa soja que se utiliza habitualmente para alimentar al ganado, según la ONG, y Reino Unido encabeza las importaciones de carne de vacuno.

Los países más afectados por este proceso de deforestación ilegal para producir los bienes que se importan en la UE son Brasil e Indonesia.

El gigante sudamericano sufre especialmente las actividades ganaderas, mientras que el país del sureste asiático se ve especialmente afectado por las explotaciones maderera y de aceite de palma, dice la ONG en su documento, en el que también afirma que “al menos un 80 % de estas actividades son ilegales”.

Otros países afectados son Camerún, República de Congo, Gabón y Papúa Nueva Guinea, según la ONG, que apunta también a que estas actividades ilegales podrían crecer en Laos y Camboya.

La ONG pide a los Gobiernos que legislen para reducir las importaciones ilegales, así como que se apliquen de manera efectiva la legislación comunitaria para detener el comercio de madera ilegal y productos hechos a partir de ésta.

Además, solicita “un plan de acción comunitario más amplio para detener la desforestación”.

La ONG Ferm se dedica desde 1995 a realizar actividades relacionadas con los bosques y la deforestación y con la UE. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario