Albert Costa: “Si el tenis se vuelve más veloz perderá encanto”

Albert Costa, campeón de Roland Garros en 2002, excapitán de Copa Davis, y actualmente director del torneo Conde de Godó, está convencido de que si el tenis se vuelve más veloz de lo que es en la actualidad “perderá su encanto”.

Albert Costa: “Si el tenis se vuelve más veloz perderá encanto”

Para Costa ese es el verdadero peligro del tenis, en una época en la que se ha llegado casi al límite. Así lo señala en una entrevista concedida a EFE, en la que asegura que echa de menos “táctica y estrategia en los partidos”.

También comenta que los cambios sugeridos por organizaciones del tenis hay que “estudiarlos muy bien por su impacto”. Costa cree a pie juntillas que Nadal puede volver a ser el que fue “aunque le costará recuperar el número uno del mundo”, y añade sobre el balear que se le echará de menos porque no habrá otro “capaz de ganar 14, 15 o 16 torneos del Grand Slam”.

P. Durante el Abierto de Australia este año se abrió un debate sobre el futuro del tenis, sobre todo viendo que ahora impera más el físico y la potencia. ¿Cuál es su opinión?.

R. El tenis se ha convertido en un deporte muy físico, ya no solo el tenis, casi todos los deportes. El gran cambio del deporte es ese. Los jugadores son ahora más profesionales, llevan una buena dieta, tienen más médicos. Todo se ha ido profesionalizando más, y el tema físico se ha hecho muy importante.

En el tenis la bola coge tal velocidad que la táctica influye menos. Sí que es cierto que ahora la gente le pega más fuerte a la bola pero se ve menos táctica en los partidos.

P. ¿El tenis actual aburre?

R. A mi me gusta el espectáculo que están dando los jugadores ahora. Hubo una época años atrás en que no se veía ni un solo punto bien jugado, y ninguna jugada larga, y ahora vuelves a ver puntos bien jugados y a mucha velocidad. El espectáculo es muy bueno, pero si sigue esta progresión perderá el encanto. Es un tema de estrategia y de táctica.

Va por gustos, pero hace años también se decía que el tenis aburría, por ejemplo en las finales de Wimbledon, cuando las jugaban Pete Sampras y Goran Ivanisevic. Entonces se comentaba que solo había saque, resto y volea, y no había jugadas. A mi me gusta a día de hoy el tenis que tenemos, pero es cierto que tiene que llegar a un punto en el que la velocidad no suba más, porque perderá ese encanto.

P. La Federación Internacional de Tenis ha propuesto cambios para mantener el interés. Sets a cuatro juegos, un solo servicio. ¿Qué le parece?

R. Los cambios que se proponen hay que estudiarlos muy bien porque luego tienen un impacto muy importante. En cuanto a acortar los sets, sí es cierto que cuando un jugador tiene margen es al principio de un set o partido, cuando se tantea un poco. Los juegos importantes empiezan cuando estás con 2-2 o 3-3, que es cuando se empieza a decidir el set. Los primeros son de tanteo, para observar al rival. Si ese set lo reduces, obligas al jugador desde el primer momento a estar más en tensión y más concentrado.

P. Toni Nadal comentó incluso que reduciendo el tamaño de las raquetas se mejoraría algo más. ¿Está de acuerdo?.

R. Está claro que la bola cogería menos velocidad y veríamos más el típico tenis de antes donde había más dejadas, un poco más estrategia y táctica. Pero creo que a día de hoy, viendo jugar a Nadal, Federer o Djokovic ellos están haciendo un tenis espectacular, lo que sucede es que si imaginas ese juego con un 15 por ciento más de velocidad ya se haría incontrolable.

P. En este estado en el que se juega a tanta velocidad, ¿qué jugadores prefiere ver?.

R. Me gusta ver jugar a Nadal, sobre todo, a Federer y a Djokovic, estos tres están un escalón por encima del resto, y luego a David Ferrer, porque me gusta ver como se pelea con todos y las ganas que le pone y también me gusta cuando está fino Del Potro, por su potencia y porque tiene unos golpes brutales. Esos son mis preferidos.

P. ¿Se imagina dentro de unos años el tenis español sin Rafael Nadal y David Ferrer?

R. Creo que va a ser duro. Tanto Rafa como David han sido ídolos, súper estrellas del deporte y una pérdida como la de Rafa se va a notar mucho. Pero seguirá habiendo jugadores, lo que sucede es que estamos mal acostumbrados. Tendremos jugadores entre los cien primeros pero no un jugador capaz de ganar 14, 15 o 16 torneos del Grand Slam. Esto nos costará volver a ver.

P. En cuanto a Nadal cree usted que será capaz de volver a ser número uno?.

R. Si él está bien físicamente le veo arriba del todo. ¿Cómo número uno otra vez?, …. le veo peleando con los otros tres y con las mismas opciones que los demás. Me encantaría que volviera a ser número uno, y tiene opciones, pero Djokovic a día de hoy tiene mucha ventaja, acaba de ganar el Abierto de Australia y a Rafa le costará trabajo recuperar el numero uno.

P. En julio, después de Wimbledon, España se mide con Rusia en Copa Davis. Las relaciones entre los jugadores y la actual capitana no son las mejores. ¿Cómo ve la situación?.

R. No sé qué pasará, sé que jugamos contra Rusia y quizás tengamos que ir a Siberia, eso dicen, pero es totalmente imprevisible lo que pueda pasar. Eso se arregla hablando. En esta vida hay que hablar, hay que sentarse con los jugadores, hablar con ellos y escucharles y después, todo el mundo tiene su opinión. Pero si se corta la comunicación es lo peor que puede pasar. Tiene que haber mucha comunicación y fluidez y escuchar de qué manera se puede arreglar.

P. ¿Usted se imagina después de ganar Roland Garros, ir a Copa Davis y tener a una capitana al frente?

R. No es un tema de señora o señor, el tema es que te encuentras a un capitán por el que ni siquiera te han preguntado. La gente dirá que por qué tienen que preguntar a los jugadores. La sistemática del mundo del tenis durante los últimos veinte años, o más, ha sido esta, que el presidente tenía una propuesta de capitán y lo comentaba con los jugadores, y si a ellos les parecía bien, tiraban para adelante. Así se ha funcionado y se ha funcionado bien. Ahora hacer cambios, creo es arriesgado.

P. ¿Cuál es entonces el capitán ideal?

R. Bajo mi humilde opinión tiene que tener un conocimiento a la perfección del circuito masculino. Tiene que conocer a los jugadores con los que va a compartir el vestuario y pista durante muchos días. Tiene que conocer su entorno y vivir el día a día con ellos. Eso es básico para que esos jugadores y el capitán tengan esa simbiosis mutua y esa sintonía para que todos vayan a una.

Si ya de por sí las cosas se complican, aún teniendo una buena relación y conociendo a todos y gestionar un vestuario no es sencillo, imagina si esa persona no tiene esa confianza ni esa comunicación con los jugadores. Entonces se complica más. EFE.

Ningún Comentario

Deja un comentario