Once países de la UE suministrarán armas a Ucrania

Estos países han firmado contratos para suministrar a Ucrania distintas armas, incluidas las letales, aseguró el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, en una entrevista emitida anoche por el canal de televisión local “1+1”.

“Ya tenemos firmados contratos para el suministro de armas, incluidas las letales, con once países de la UE“, dijo el líder de Ucrania, que ha pedido en numerosas ocasiones a Estados Unidos y a otros países de Occidente que faciliten armamento moderno a Kiev para su lucha contra los separatistas prorrusos en el este del país.

Por otro lado, Poroshenko indicó que la situación en las rebeldes regiones de Donetsk y Lugansk, donde rige un alto el fuego desde mediados del pasado mes de febrero, ha mejorado en las últimas semanas, sobre todo después del repliegue del armamento pesado por los dos bandos.

“El hecho de que ya van varios días en los que no tenemos caídos en combate es un claro testimonio que la tensión disminuye” en la zona del conflicto, apuntó el presidente ucraniano.

Destaco que la mayoría de los ataques que persisten por parte de las milicias rebeldes contra las posiciones ucranianas tienen lugar en dos puntos muy concretos: el aeropuerto de Donetsk y la localidad de Shirókino, a unos 20 kilómetros de Mariúpol.

“Sin embargo no hemos debilitado nuestra capacidad defensiva. Empleamos este tiempo (de tranquilidad en el frente) para reparar el armamento, realizar maniobras militares intensivas, e incluso para habilitar campos de minas en las zonas más sensibles para ofensivas con tanques”, subrayó Poroshenko.

El presidente ucraniano se refirió además a la delimitación de las zonas controladas por los separatistas, la concesión de un estatus especial de autogobierno a esos territorios y la celebración en los mismos de las elecciones locales, todo ello incluido en los acuerdos de paz firmados en Minsk el 12 de febrero.

Poroshenko reiteró que las competencias especiales de autogobierno se otorgarán únicamente a las zonas de Donetsk y Lugansk que controlaban los rebeldes para el 19 de septiembre de 2014, cuando se firmó el Memorándum de Minsk, y no los territorios que conquistaron a Kiev a partir de esa fecha.

Subrayó además que “las autoridades ucranianas garantizarán las competencias especiales de autogobierno local” sólo cuando se celebren en la zona elecciones locales “libres y democráticas” que no podrán convocarse hasta que “sus condiciones se ajusten a las exigencias de la OSCE”.

“Todos las grupos armados extranjeros deberán abandonar esos territorios. Debe restablecerse allí la difusión de la televisión y radio ucranianas, la actividad de los partidos políticos, y las garantías para una plena campaña electoral y la presencia de observadores extranjeros”, señaló Poroshenko.

Mientras, la autoproclamada república popular de Donetsk (RPD) dio ayer un plazo de 24 horas a Kiev en forma de ultimátum para delimitar las zonas con estatus especial.

Los separatistas prorrusos se dirigieron al presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, para pedirle que ejerzan presión sobre las autoridades de Kíev para que cumplan con los acuerdos de paz de Minsk.

Más de 6.000 personas, entre combatientes y civiles, han muerto en el este de Ucrania en los once meses que dura el conflicto, según el último informe de la ONU.EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario