Consumo de helado en Paraguay, uno de los más bajos de la región

Estimaciones extraoficiales realizadas por la firma comercial Amandau S.A indican que las cifras de consumo en el país es de menos de 1 litro de helado por año por persona, frente a las de otros países de la región y el mundo, destacándose que pese a las altas temperaturas los índices son aún muy bajos, aunque están creciendo fuertemente en los últimos tiempos.

Consumo de helado en Paraguay, uno de los más bajos de la región

“Los principales indicadores económicos del país están mostrando signos positivos de cara a los próximos años, y esto nos hace pensar que la industria de la cual formamos parte verá una fuerte expansión”, vaticina el Dr. Jorge Leoz, titular de la citada empresa.

Amandau cruzó datos estimados de la industria nacional del helado, con cifras oficiales referentes a la importación de productos de procedencia internacional. De esta manera llegó a la conclusión de que anualmente se consumiría en el país un volumen global del orden de los 6.500.000 de litros.

Considerando que la población nacional es cercana a los 7.000.000 habitantes, el consumo anual de helado per cápita sería inferior a 1 litro por habitante, lo que resulta una de las cifras más bajas de la región.

En otros términos, 1 litro representa en promedio 570 gramos de helado anual, lo que es igual a 50 gramos por mes por persona. Es decir que cada persona consumiría mensualmente en el país apenas un tercio del peso total de un yogurt promedio de 140 gramos.

Según datos de 2012 de la Asociación Internacional de Productos Lácteos, el país con mayor consumo de helado en el mundo es Nueva Zelanda, con 26,3 litros anuales por persona, es decir más de 25 veces el consumo personal en Paraguay. Le siguen Estados Unidos (24,5 litros); Australia (17,8 litros); Suiza (14,4 litros); Suecia (14,2 litros) y Finlandia (13,9 litros).

En el séptimo puesto aparece un país de la región, Chile, con 10,4 litros de helado por persona por año, lo que representa diez veces el consumo de Paraguay, pese a tratarse de un país más frío, aunque con un nivel adquisitivo más elevado.

En un país en el que el helado es un alimento preciado y en el que tenemos un clima inigualable para su consumo masivo; entendemos, entonces, que debemos ver el vaso medio lleno y prepararnos para un crecimiento sin fronteras de esta industria”, afirma Leoz.

Este crecimiento significó un aumento del 24% en el volumen total, frente a los 2.500.000 litros producidos y comercializados en 2013.

El presidente de Amandau asegura que si se dieran las condiciones adecuadas, el consumo de helado en el país podría hasta cuadruplicarse en los próximos años.

Ningún Comentario

Deja un comentario