Parlamento griego aprueba crear comisión para pedir reparaciones a Alemania

El Parlamento griego aprobó esta madrugada por unanimidad la creación de una nueva comisión formada por todos los partidos para reclamar a Alemania reparaciones de guerra, así como la devolución del préstamo forzoso durante la ocupación nazi y de las obras de arte expoliadas.

En un debate que se prolongó durante más de siete horas, los diputados de todos los partidos mostraron un inusitado consenso en cuanto al objetivo, si bien hubo matices con respecto a cómo debían formularse las reclamaciones.

En su discurso de apertura de debate, el primer ministro, Alexis Tsipras, reconoció que el tema es muy “técnico y sensible”, pero que uno tiene el “deber” de abordar.

Tsipras reiteró que las víctimas griegas de la ocupación nazi deben ser homenajeadas y dijo que “los recuerdos” de estos crímenes “están vivos y debemos mantenerlos vivos, no para avivar la falta de confianza entre pueblos, sino para recordar lo que pasa cuando en vez de la solidaridad se imponen los sentimientos de superioridad nacional”.

Tendiendo un puente a los problemas en la relación actual entre Grecia y sus socios europeos, Tsipras subrayó que en la misma medida que el Gobierno de Atenas hará todo lo posible “por cumplir sus compromisos” (respecto al rescate), quiere que se cumplan todas las “obligaciones hacia Grecia y el pueblo griego” derivadas del pasado.

Recalcó además que el pueblo alemán “pagó un precio muy alto” durante la Segunda Guerra Mundial, pero recordó que tras la firma del Acuerdo de Londres en 1953 “debía hacer frente a sus obligaciones” derivadas de la guerra, algo que desde entonces el país “intenta evitar” con “argucias legales”.

El Gobierno griego exige a Alemania reparaciones a las víctimas y también por la devastación de infraestructuras y por el crédito que el III Reich obligó a Atenas a concederle.

Concretamente, se trata del préstamo obligatorio de 476 millones de reichsmark (moneda utilizada en Alemania hasta 1948) que nunca fue devuelto a Grecia, y cuyo valor actual ascendería a entre 7.000 y 11.000 millones de euros.

A ello se añadirían reclamaciones por la devastación de las infraestructuras, costes difíciles de cifrar, pero que, según algunas estimaciones de expertos, alcanzarían los 162.000 millones de euros, la mitad de la deuda helena.

Los juristas ven difícil que Grecia realmente pueda lograr el pago de reparaciones, pero valoran de otra forma la cuestión del crédito, firmado en 1942 como cualquier préstamo normal, incluidas las modalidades de pago.

La finalidad de la comisión incluye la exigencia de devolver las obras de arte robadas por los nazis.

En el debate, el diputado conservador y exministro de Sanidad en el último Gobierno, Adonis Yeoryiadis, propuso separar las reclamaciones del préstamo de la de las reparaciones.

Por su parte, el exministro de Exteriores Evángelos Venizelos pidió no mezclar este debate con las negociaciones actuales de Grecia con sus acreedores.

La subida del tono entre Atenas y Berlín quedó especialmente patente en el discurso del ministro de Justicia, Nikos Paraskevópulos, quien se mostró dispuesto a ejecutar una sentencia del Tribunal Supremo de expropiar bienes alemanes en Grecia, como el Instituto Goethe o el Colegio Alemán, por la matanza de Dístomo.

Se trata de una sentencia del año 2000, en la que el Supremo dictó a favor de una demanda colectiva interpuesta por los familiares de las cerca de trescientas personas que fueron ejecutadas por soldados de la Wehrmacht en 1944 en Dístomo, un pueblo a 200 kilómetros al noroeste de Atenas.

Sus familiares presentaron en los años noventa demandas colectivas contra la Alemania unificada, que no prosperaron porque la Corte Internacional de Justicia de La Haya concedió a Alemania la inmunidad que el Derecho Internacional otorga a un Estado, protegiéndolo así de toda reclamación particular, aunque no de una demanda por reparaciones.

El año pasado se había creado ya una comisión multipartita, que debió suspender sus tareas al disolverse el Parlamento. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario