Kiev afirma que replegó todo su armamento pesado del frente

Las fuerzas gubernamentales ucranianas han completado la retirada de todo su armamento pesado de la línea que separa sus posiciones de las milicias prorrusas, aseguró hoy el portavoz del mando militar de Kiev, Anatoli Stelmaj.

Kiev afirma que replegó todo su armamento pesado del frente

Ya hemos retirado toda la artillería pesada”, dijo Stelmaj a la televisión local “112 Ukraina”.

Sin embargo, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa ucraniano, Andréi Lisenko, señalaba ayer que las fuerzas de Kiev no replegarían todo su armamento pesado hasta que la OSCE confirme que los rebeldes han retirado el suyo.

Aunque los separatistas prorrusos han dicho haber concluido ya la retirada del armamento de gran calibre el pasado 1 de marzo, Kiev continúa acusándoles de reagrupar su artillería en otras zonas del frente, concretamente junto a la ciudad de Mariúpol.

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, reconoció anoche a la televisión ucraniana que “los milicianos apoyados por Rusia han retirado gran parte” de su armamento pesado.

El líder ucraniano también aseguró que “a lo largo de los 485 kilómetros de la línea del frente no hay fuego de artillería con la excepción de las zonas de Avdéyevka y Peski”, dos localidades cercanas al disputado aeropuerto de Donetsk.

Por otro lado, Poroshenko cifró en 1.549 el número total de militares ucranianos muertos en el conflicto armado que estalló en abril del año pasado en el este de Ucrania, precedido por una rebelión prorrusas en las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk.

La retirada del armamento pesado del frente y la creación de una franja de seguridad de al menos 100 kilómetros de ancho libre de armamento pesado es el segundo punto de los acuerdos de Minsk.

Desde mediados del pasado mes de febrero rige en la zona del conflicto un alto el fuego sellado en los nuevos acuerdos de Minsk tras una larga y dura negociación entre los presidentes de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia.

A pesar del cese de las hostilidades, Kiev y los milicianos prorrusos se acusan todos los días de continuas violaciones del alto el fuego.

Más de 6.000 personas, entre combatientes y civiles, han muerto en el este de Ucrania en los once meses que dura el conflicto, según el último informe de la ONU. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario