Florida pidió a sus funcionarios que no usen la expresión “cambio climático”

Funcionarios del Departamento para la Protección del Medioambiente (DEP) de Florida recibieron presiones no escritas en las que se les pidió que evitasen el uso del término “cambio climático” o “calentamiento global”, ha denunciado hoy el Centro de Florida para el Periodismo de Investigación (FCIR).

Según correos electrónicos, exempleados del DEP, funcionarios y grabaciones obtenidas por FCIR, los funcionarios de este organismo oficial han recibido órdenes para que no usen los términos citados, como tampoco la palabra “sostenibilidad”.

Esta medida va más allá de su mero valor semántico pues ha afectado a la redacción de informes, a la política pública y a los esfuerzos educacionales en un departamento, el DEP, que cuenta con 3.200 empleados y un presupuesto de 1.400 millones de dólares.

“Se nos dijo que no utilizáramos los términos ‘cambio climático’ y ‘calentamiento global’, señaló a FCIR Christopher Byrd, quien, entre 2008 y 2011, fue abogado del consejo general del DEP en Tallahassee, capital de Florida.

Este mensaje, agregó Byrd, nos fue comunicado por nuestros superiores en la Oficina del Consejo General, apostilló el letrado.

Kristina Trotta, antigua empleada en Miami del DEP, apuntó que su supervisor la instó a que no empleara el término “cambio climático en una reunión que mantuvo en 2014.

“Nos dijeron que no se nos permitía debatir ningún aspecto que no fuera un hecho verdadero”, añadió Trotta.

Florida es uno de los estados de EE.UU. más susceptibles a los efectos del calentamiento global, con un pronóstico de subida del nivel del mar de en torno al 30 % en los próximos 85 años, según los expertos.

Esta supuesta medida de presión no escrita entró en vigor, según el FCIR, cuando el republicano Rick Scott ganó las elecciones estatales a la gobernación en 2011 y nombró director del DEP a Herschel Vinyard Jr.

El gobernador Scott mantiene una postura escéptica ante el cambio climático y, en varias ocasiones, ha repetido que este fenómeno no es de origen antropogénico, pese a que numerosos estudios científicos así lo afirman. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario